(horizontal-x3)
Antes del 28 de julio, el Comité de Recursos Naturales de la Cámara federal, que preside Bishop, no tendrá tiempo de celebrar una audiencia sobre la crisis fiscal y la ley PROMESA que impuso la Junta, dijo el congresista. (Archivo/GFR Media)

Washington - Cualquier nuevo debate sobre la crisis fiscal o el status político de Puerto Rico en el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de EE.UU. tendrá que esperar por lo menos a septiembre, confirmó ayer el presidente de la comisión, el republicano Rob Bishop.

Ni siquiera la decisión de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) a cargo de las finanzas públicas de Puerto Rico de llevar la reestructuración de la deuda de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) ante la jueza Laura Taylor Swain, -a lo que Bishop se oponía- provocará una audiencia este mes en el Comité de Recursos Naturales.

“No hay tiempo (este mes)”, dijo el congresista, en torno a la audiencia que ha tenido en agenda sobre la crisis fiscal y de deuda pública y la puesta en marcha de la ley PROMESA que impuso la Junta, que abrió la puerta a un abarcador proceso para reestructurar la deuda pública de la isla.

La Cámara baja federal suspendería sus trabajos el 28 de julio y no volvería a sesionar - a menos que el Senado apruebe algún proyecto sobre el Obamacare -, hasta el 5 de septiembre.

El Comité de Recursos Naturales tiene jurisdicción primaria sobre el debate en torno al status político y la crisis fiscal del País.

En declaraciones a El Nuevo Día, Bishop sostuvo que considera que los miembros de la Junta “no leyeron de forma correcta la ley PROMESA”, por entender que el estatuto prohibía revisar acuerdos de reestructuración formalizados previo al 18 de mayo de 2016.

Pero, dos semanas después de la decisión de la Junta de llevar la reestructuración de la deuda de $9,000 millones al nuevo sistema de bancarrota judicial que establece PROMESA, no parece haber urgencia para tratar este asunto en una vista pública.

La única sesión que ha celebrado el Congreso este año para pasar revista a la grave situación financiera del gobierno de Puerto Rico tuvo lugar en marzo y se centró en la AEE, la corporación pública que bonistas han querido utilizar como ejemplo para el reajuste del resto de la deuda pública.

Un mes después del plebiscito del 11 de junio, en el que la estadidad obtuvo cerca de 502,000 votos (97%) y que en medio del boicot de la oposición política solo participó el 23% del electorado, el congresista Bishop tampoco ha opinado sobre los resultados.

Respecto al proyecto de ley que la comisionada residente Jenniffer González tiene previsto presentar para encaminar la idea de convertir a Puerto Rico en el estado 51 de EE.UU., Bishop sostuvo que “discutiremos el asunto en algún momento”.

González indicó que pronto presentará su nuevo proyecto de ley, el cual se hace necesario luego que el gobernador Ricardo Rosselló rechazó aplazar la consulta y esperar la evaluación del Departamento de Justicia de EE.UU. sobre las enmiendas a la ley del plebiscito, de acuerdo al lenguaje de una ley federal de enero de 2014.

La legislación original de González pedía un proceso de admisión directa de Puerto Rico como estado 51 de EE.UU., pero sujeto a que la estadidad fuese ratificada en un plebiscito criollo avalado por el Secretario de Justicia de Estados Unidos.

Aunque Bishop aún no ha comentado los resultados del plebiscito, la comisionada González todavía confía en que el Comité de Recursos Naturales – como organismo en pleno o por medio del subcomité de Asuntos Indígenas, Insulares y de los Nativos de Alaska-, celebre en septiembre una audiencia sobre su próximo proyecto de ley y la consulta.

González sostuvo que la agenda de trabajo del Comité de Recursos Naturales hace referencia no solo a la crisis fiscal, sino al debate de status.

Además, consideró que la Junta federal debe ser más activa en mantener informados a los miembros del Congreso sobre las negociaciones voluntarias y el proceso de reestructuración de la deuda por la vía judicial para evitar molestias como las que han expresado los republicanos Bishop y Doug LaMalfa (California), en torno al caso de la AEE.

LaMalfa, quien preside el subcomité de Asuntos Indígenas, Insulares y de los Nativos de Alaska, ha expresado que tras la baja participación en el plebiscito, el debate sobre Puerto Rico debe estar centrado en la crisis fiscal.

“Es bien importante que se mantenga la opción de una negociación de buena fe (en la AEE) y que se puedan llegar a acuerdos que sean buenos para Puerto Rico, que sean buenos para ambas partes”, dijo González.

Debido a que considera que “son los mismos bonistas que no han llegado a acuerdos con el gobierno los que mantienen informados a muchos miembros del Congreso”, González dijo que la Junta debe tener una mejor comunicación con los legisladores federales.


💬Ver 0 comentarios