Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Charbonier, encabeza el proceso de revisión del Código Civil en la Cámara. (Archivo)

Sin rodeos ni evasivas, la representante María Milagros Charbonier, presidenta de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes, afirmó ayer que el matrimonio igualitario será incluido en la nueva versión del Código Civil que ya comenzó a trabajar, y que espera presentar a mediados de año.

La representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), quien en reiteradas ocasiones ha expresado su rechazo a las uniones civiles entre personas del mismo sexo, reconoció que ese asunto ya fue resuelto por el Tribunal Supremo de Estados Unidos, y por tanto, debe incluirse en el ordenamiento jurídico local.

“Yo soy legisladora, soy abogada. Ningún abogado puede ignorar lo que jurisprudencialmente, a nivel del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, se ha establecido. Es una máxima del Derecho. No hay manera de obviar eso”, afirmó Charbonier en entrevista con El Nuevo Día.

“Las convicciones tuyas, cuando haces este tipo de trabajo, pueden tener algún tipo de elemento de juicio para ti, pero al fin y al cabo, la legislación es para todos. De la misma manera en que no puedo discriminar contra una persona que no cree en Dios, nadie puede discriminar contra las que creen en Dios. Hay que tener un balance para buscar la paz social”, abundó la legisladora.

Durante este cuatrienio, los esfuerzos por aprobar un nuevo Código Civil estarán en manos de la Comisión de lo Jurídico en ambos cuerpos. Por falta de presupuesto suficiente, se determinó dejar inoperante la Comisión Conjunta Permanente para la Revisión del Código Civil de 1930, creada en 1997 para atender exclusivamente ese asunto.

Charbonier ya conformó su equipo de asesores sobre el tema, y el colectivo incluye al sacerdote católico y abogado Carlos Pérez, quien igualmente se ha manifestado en contra del matrimonio entre personas homosexuales. El religioso, contratado ad honorem por $1, participará en la revisión del libro de las instituciones familiares y de derecho internacional privado.

Además, el grupo de trabajo incluye a los licenciados Cruz María Caldera, Jorge Lucas Escribano y Ayron Díaz Morales, director ejecutivo de la comisión cameral, así como a académicos y ciudadanos que han querido colaborar con el proceso y que la representante no identificó.

El equipo asesor estudiará todos los documentos que han sido considerados y que ha generado el proceso de revisión durante las pasadas dos décadas, incluido el proyecto de ley que presentó el senador Miguel Pereira a finales del cuatrienio pasado.

Charbonier planifica celebrar, entre marzo y abril, varias mesas de diálogo que cuenten con representación de profesionales, religiosos, abogados, miembros de las comunidades lésbica, gay, bisexual, transexual y transgénero (LGBTT), entre otros.

“Soy de las que pienso que la legislación que podamos hacer es el resultado de lo que es el pueblo. La idiosincrasia de nuestro pueblo debe estar plasmada en cada legislación que hagamos. No va a ser un Código Civil inservible para la sociedad que vivimos”, aseveró Charbonier.

La intención es que, una vez culmine el diálogo ciudadano sobre lo que debe incluir el Código Civil, se presente un proyecto de ley durante el verano, y que pueda comenzar a discutirse en vistas públicas durante la sesión ordinaria que comienza a finales de agosto.

Charbonier anticipó que prestará particular atención y considerará “con mucho cuidado” el tema de la maternidad subrogada, que fue uno de los temas noveles incluidos en la legislación de Pereira y que nunca llegó a discutirse.

En otros momentos, las dificultades confrontadas en el Senado y la Cámara para conseguir los votos necesarios para aprobar un nuevo Código Civil ha llevado a su liderato a contemplar la posibilidad de considerar solo aquellas disposiciones en las que no haya controversia.

Pero Charbonier descartó esa posibilidad, y afirmó que impulsará la aprobación de un cuerpo normativo integrado. “No concibo un Código Civil separado del área de familia, por eso es un Código Civil. Somos de tradición civilista, y esa es la manera de nosotros ver el Derecho en Puerto Rico”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios