Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Desde noviembre, el secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, reconoció que varios jefes de agencia desconocían cuáles eran sus responsabilidades en medio de una emergencia. (semisquare-x3)
Desde noviembre, el secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, reconoció que varios jefes de agencia desconocían cuáles eran sus responsabilidades en medio de una emergencia. (GFR Media)

El Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres está en busca de entes privados que se encarguen de actualizar y validar los planes de emergencias de 30 agencias del gobierno central previo al inicio de la próxima temporada de huracanes.

Los interesados debían presentar sus propuestas antes del pasado 12 de enero, de acuerdo a la solicitud de propuestas en la que el Negociado, antes conocido como la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Aemead), dejó claro que muchas de estas agencias, sino todas, no estaban preparadas al momento en que los huracanes Irma y María pasaron por la isla.

Carlos Muñoz, manejador de emergencias con 45 años de experiencia, confirmó a este diario que recibió un acercamiento para presentar una propuesta.

Alertó, sin embargo, que hacer estos planes de emergencia requiere no solo de tiempo, sino de dinero. “Es caro. El trabajo que hay que hacer es de millones de dólares”, dijo Muñoz.

“La misma propuesta te está pidiendo que se actualice el plan, que se pueda probar el plan, que sea de acuerdo a la evaluación de riesgos, peligros y vulnerabilidades de cada agencia. También tiene que tener las evaluaciones de capacidad de respuesta a incidentes de cada agencia. Eso toma tiempo”, dijo.

Pese a estos requisitos, el Negociado de Manejo de Emergencia pide que el trabajo sea “completado y validado antes del 15 de abril”. Además, este medio supo que el dinero presupuestado para este trabajo es estrictamente federal, no hay fondos estatales, y no llegan a los $50,000.

Muñoz dijo que, bajo esos parámetros, renunció a presentar una propuesta “porque entendía que ninguna corporación seria en Puerto Rico tiene el personal experto y las destrezas que hacen falta para hacer 30 planes en tan corto tiempo”, sentenció Muñoz.

El exdirector de la Aemead, Ángel Crespo, coincidió con Muñoz. “Se da una ventana bien estrecha”, afirmó.

Otro exdirector de la Aemead, Epifanio Jiménez, sostuvo que “esas 30 agencias son parte del fracaso a la respuesta de María y tratar de resolver que sean efectivos los planes y el conocimiento de los jefes de esas agencias, con-lleva mucho más tiempo que el que se está programando”.

El Negociado de Manejo de Emergencias emitió esta solicitud de propuestas para contratar entes externos a pesar de tener la División de Preparación, donde está la sección de planes, ejercicios y adiestramientos, que debería hacer estos planes, supo El Nuevo Día.

Dicha división hoy día está dirigida por un bombero, de acuerdo a fuentes de este diario.

Al solicitarle más detalles, el subdirector interino del Negociado, Carlos Acevedo, se limitó a decir que un comité evaluador revisará las propuestas.

“Y luego pasa a la División Legal de Manejo de Emergencias”, manifestó.

Las fallas identificadas

En entrevista con El Nuevo Día, a más de dos meses de los huracanes, el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera, reconoció que hubo jefes de agencia que fallaron en sus responsabilidades tras el paso del huracán María.

Bajo el ordenamiento y la planificación establecida por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) que también debía ser seguida por la Aemead, cada agencia tiene una función en las emergencias. Su labor es precisada, de manera detallada y por fase, a tono con lo que se conoce como Emergency Support Function (ESF).

Pesquera ha dicho que “el plan (catastrófico) establece cosas que no se hicieron. Por ejemplo, hubo jefes de agencia que desconocían sus responsabilidades y no las cumplieron. Eso es cierto. Eso lo vimos. No estaban compenetrados con sus funciones”.

Sin embargo, era la Aemead la responsable de que los planes de emergencia de cada agencia estuvieran al día. A pesar de que este diario lo solicitó el año pasado, el Negociado de Manejo de Emergencias no proveyó un listado de agencias con la fecha de sus respectivos planes de emergencia para verificar si, en efecto, previo a los huracanes estaban al día.

El Nuevo Día supo que las empresas ISP, Diversity Global y la Universidad de Puerto Rico podrían estar interesadas en presentar propuestas para revisar los planes de emergencia.

No obstante, ISP es la misma empresa que en el 2017 tuvo a su cargo la confección de los planes operacionales de emergencia de los municipios. Para ello, creó un modelo y lo repartió a los municipios en un disco compacto que debía ser complementado por cada ayuntamiento, algo que no es correcto, según expertos en el tema.

Este año, se pretende recurrir a la misma práctica con los planes de los municipios, según fuentes de este diario. De hecho, ni el alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández, ni el de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz, se dejaron llevar por dichos planes para atender la emergencia que provocó el huracán María.

“Cuando trabajamos los planes, hacemos los lineamientos generales y, por encima, durante el año, hacemos simulacros, prácticas. Este año, al igual que el pasado, voy a ir un poquito más lejos. No me voy a limitar a añadirle un pasito más o un pasito menos”, anticipó Rivera Cruz, cuya ejecutoria tras el huracán fue elogiada por FEMA.


💬Ver 0 comentarios