Según las cifras oficiales del gobierno, las telecomunicaciones se han restablecido en un 65%. (horizontal-x3)
Según las cifras oficiales del gobierno, las telecomunicaciones se han restablecido en un 65%. (Archivo / GFR Media)

El Senado aprobó hoy dos medidas dirigidas a investigar las razones para el colapso de los sistemas de telecomunicaciones, así como los códigos y estándares de construcción por los que se rige la industria.

Un esfuerzo adicional en una dirección similar fue la solicitud del vicepresidente, Larry Seilhamer, al director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Ricardo Ramos, para que le entregue a dicho cuerpo, copias de los contratos suscritos con la empresa General Electric y Weston Solutions en un término máximo de cinco días laborables.

A General Electric la AEE le otorgó un contrato  por $4.7 millones para reparar las unidades de la central Palo Seco, en Toa Baja. A Weston Solutions, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos le concedió un contrato de $35.1 millones para la restauración del sistema eléctrico.

El tema de las telecomunicaciones sigue siendo de importancia. A cinco semanas del azote del ciclón María, municipios permanecen completamente incomunicados. Mientras, en áreas donde hay servicio, el mismo sufre de continuas intermitencias. Según las cifras oficiales del gobierno, las telecomunicaciones se han restablecido en un 65%.

La Resolución del Senado 467 pretende auscultar, específicamente, si la industria se rige por las especificaciones de la Ley 89-2000 que establece mediante reglamento los requisitos de anclaje, materiales y diseño para la construcción de torres de telecomunicaciones. Igualmente, buscar mirar el reglamento Conjunto de Permisos que, en su Capítulo 44, regula la autorización de construcción.

Resulta pertinente examinar si todas las partes envueltas en el proceso de establecer torres de telecomunicaciones en Puerto Rico cumplieron con sus responsabilidades”, establece la medida de la autoría del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz.

Por otra parte, la Cámara Alta también le dio paso al proyecto 512, de la autoría del penepé Miguel Romero,  para disponer que el Departamento de Educación le conceda prioridad a la Universidad de Puerto Rico (UPR) en los contratos de tutorías, adiestramientos y consultorías que vengan requeridos a ofrecer bajo el Programa de Servicios Educativos Suplementarios. 

En un inicio la medida contó con el rechazo del portavoz popular en el Senado, Eduardo Bhatia, quien al final emitió un voto a favor de la pieza. Éste argumentó que la UPR debía competir y someter propuestas, como cualquier otra institución. “Qué pasa con otra gente que a lo mejor no están afiliados a la UPR. Ellos no tienen la oportunidad, aunque sean mejores candidatos, porque la UPR es favorecida por el Senado…esto es una preferencia que no hace sentido”, cuestionó.

Lo que no puedo estar a favor es de un proyecto que como está escrito, básicamente el Senado ciegamente está diciendo la oferta que haga la UPR es mejor que la que haga ningún otro”, planteó antes de establecer que emitiría un voto explicativo.

El senador independiente, José Vargas Vidot, favoreció el proyecto, el cual describió como uno “loable”, ya que responde directamente a los reclamos de la comunidad académica de que la institución se sostenga mediante la autogestión. La medida pasaría ahora ante la consideración de la Cámara de Representantes.  


💬Ver 0 comentarios