Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La comisionada residente  en Washington, Jenniffer González (GFR Media) (horizontal-x3)
La comisionada residente en Washington, Jenniffer González (GFR Media)

Washington - En un mensaje en el hemiciclo cameral, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, promovió su proyecto proestadidad y cuestionó cuánto tiempo más puede Estados Unidos mantener a Puerto Rico como un territorio.

“Siendo una nación fundada sobre los principios de la democracia y el consentimiento de sus constituyentes, ¿cuánto tiempo más puede Estados Unidos sancionar una condición en la que millones de sus propios ciudadanos no tienen un voto en el gobierno que elabora las leyes nacionales que afectan sus vidas cotidianas?”, preguntó.

González presentó el pasado 27 de junio un proyecto de ley que busca crear el camino hacia la admisión de Puerto Rico como estado 51.

La legislación, según la comisionada, tiene la intención de primero incorporar a Puerto Rico como territorio y crear un Grupo de Trabajo que estudie los cambios a leyes y los pasos que tienen que darse para la admisión de la Isla como estado 51, efectivo el 1 de enero de 2021.

La medida tuvo el respaldo de 37 representantes de la Cámara baja. Pero, González dice que el número de coauspiciadores se acerca ya al medio centenar.

“Los puertorriqueños no disfrutan de una forma democrática de gobierno a nivel nacional, ya que no pueden votar por el presidente y el vicepresidente de los Estados Unidos y no tienen una representación con derecho a voto en el Congreso de los Estados Unidos que todos los días aprueban leyes que afectan su futuro. También carecen de una forma democrática de gobierno a nivel local, debido a que el Congreso aprobó la Ley Promesa en 2016, limitando severamente los poderes del gobierno de la isla debidamente elegido”, indicó González.

Abogados han indicado que la legislación de González, como está redactada, no permitiría incorporar la isla como territorio, lo que usualmente ha sido la promesa de estadidad, hasta que el Grupo de Trabajo rinda su informe y sus recomendaciones sean adoptadas por el Congreso, y el presidente de Estados Unidos.

Pero, la comisionada sostiene que la intención de su medida es lograr la incorporación del territorio tan pronto sea ley.

Puerto Rico es un terriorio no incorporado, lo que la jurisprudencia del Tribunal Supremo estadounidense ha determinado como una jurisdicción que pertenece a pero no es parte de Estados Unidos.

Bajo el territorio incorporado, Puerto Rico tendría que pagar contribuciones federales sin tener aún el derecho a votar por el presidente de Estados Unidos ni a elegir congresistas.


💬Ver 0 comentarios