Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

n octubre pasado, NAACP había aprobado otra resolución en respaldo a la estadidad. Pero, aquella ocurrió en medio de la devastación causada por el huracán María, y pasó en gran medida desapercibida por la opinión publica. (horizontal-x3)
n octubre pasado, NAACP había aprobado otra resolución en respaldo a la estadidad. Pero, aquella ocurrió en medio de la devastación causada por el huracán María, y pasó en gran medida desapercibida por la opinión publica. (GFR Media)

Washington - Tras recibir críticas por haber respaldado la estadidad, la Asociación para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, en inglés) emitió una declaración en la que dijo que apoya la autodeterminación de la isla y afirmó que “Puerto Rico debe ser libre de decidir su opción preferida de una manera justa e inclusiva”.

Unas 48 horas después de haber respaldado el proyecto pro estadidad de la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, la NAACP – el principal grupo afroamericano pro derechos civiles- reaccionó así a quienes sostienen que no han sido claros los plebiscitos en los que el gobierno de Puerto Rico se basa para decir que ganado la opción por la estadidad.

“NAACP tiene una larga historia de apoyo al valor democrático de la autodeterminación”, indica la declaración emitida hoy.

En octubre pasado, la NAACP había aprobado otra resolución en respaldo a la estadidad. Pero, aquella ocurrió en medio de la devastación causada por el huracán María, y pasó en gran medida desapercibida por la opinión publica.

Aba Blankson, vicepresidente de Comunicaciones de NAACP, dijo a El Nuevo Día que la declaración anula el previo respaldo a la estadidad.

No obstante, el presidente del Partido Demócrata de EE.UU. en Puerto Rico, Charlie Rodríguez, consideró que la aclaración de la NAACP no es una revocación de sus previas expresiones a favor de la estadidad. “Que alguien quiera plantear ahora que el uso de la frase libre determinación es una cortapisa para la estadidad, vive confundido por el discurso de miedo en que los populares han sustentado la vida artificial del ELA por más de sesenta años”, sostuvo Rodríguez.

En su declaración, la NAACP agregó que “nuestra posición busca promover la prosperidad del pueblo de Puerto Rico. Nosotros, queremos asegurarnos de que los puertorriqueños reciban los recursos y el apoyo requerido para ayudarlos en sus esfuerzos de recuperación”.

“Creemos que nuestra posición es especialmente importante después del devastador huracán y la abismal respuesta de nuestro gobierno federal.  NAACP está con el pueblo de Puerto Rico más que nunca y afirmamos nuestra capacidad para trabajar juntos en nuestra lucha conjunta por igual protección, igualdad de oportunidades y libre albedrío”, sostuvo la organización.

El martes, el gobernador Ricardo Rosselló fue a la convención de la NAACP para ofrecer un discurso y presenciarel respaldo al proyecto de la comisionada González que propone crear un Grupo de Trabajo del Congreso para encaminar la admisión de Puerto Rico como el estado 51.

En la resolución que adoptó el martes, la NAACP había indicado que el proyecto de ley 6246 era un “gran primer paso” para conseguir “la voluntad de los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico que resultaría en la admisión formal de Puerto Rico como estado de Estados Unidos, en igualdad de condiciones y en una unión verdaderamente permanente, efectivo a más tardar el 1 de enero de 2021”.

En su mensaje, Rosselló sostuvo entonces que “el colonialismo es segregación política, y no tiene cabida en nuestro país”.

El miércoles, tras el respaldo de NAACP al proyecto de estadidad, el movimiento Junte de Mujeres 2018 denunció en Twitter la resolución de la organización, por entender que atenta contra el derecho a la “autodeterminación de un pueblo”, que ha sido una colonia de EE.UU. durante 120 años.

Otros sectores, además, advertían a NAACP que, por ejemplo, en el plebiscito del 11 de junio de 2017 – en el que la estadidad obtuvo el 97% de los votos-, solo participó el 23% del electorado, en medio de un boicot convocado por los partidos de oposición.

La Comisión de la Igualdad, creada por el gobierno de Puerto Rico para promover la estadidad, ya había incluido entre sus logros el respaldo de NAACP.

En ese mismo informe, la Comisión reconoció que el consenso entre los medios de comunicación en EE.UU. es no considerar los plebiscitos de 2012 y 2017 como ejercicios de autodeterminación para Puerto Rico. En específico, reconocen que los periodistas estadounidenses suelen advertir que la participación el año pasado fue demasiado baja para darle fuerza a sus resultados.

La comisionada González ha insistido en que la intención de su proyecto es incorporar a Puerto Rico como territorio -lo que se considera una promesa de estadidad- tan pronto sea aprobado. Abogados de distintas ideologías opinan que, como está redactado, solo ordenaría el estudio del Grupo de Trabajo del Congreso, y que la incorporación, como la admisión, dependería de aprobar en otra ley las recomendaciones de ese comité de nueve legisladores federales.

Bajo el territorio incorporado, los residentes en Puerto Rico tendrían que comenzar a pagar contribuciones sobre ingresos, sin tener aún los derechos políticos de votar por el presidente y elegir miembros al Congreso. La legislación persigue que la transición permita flexibilidad.

Mientras, el senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) Juan Dalmau afirmó "que la retractación del fatulo apoyo a la a la estadidad del NAACP,  sirva como la más reciente humillación para despertar del letargo sumiso y colonial".

"Les ocurrió como al que compra un billete de la lotería en la calle porque le dicen que está premiado y cuando lo va a cobrar descubre que cayó en el 'pescaíto'. Se regresa de todo lugar menos del ridículo", agregó Dalmau.

“NAACP debe tener mayor cuidado con sus selecciones. El gobernador de Puerto Rico no es una buena”, había indicado el Junte de Mujeres 2018, en Twitter.


💬Ver 0 comentarios