"Hay optimismo en Puerto Rico", insistió el gobernador. Escucha sus declaraciones.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares afirmó hoym miércoles, que firmará el proyecto de ley de reforma contributiva, aunque todavía no hay certeza de que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) avalará la pieza legislativa debido a la inclusión de la legalización de las tragamonedas fuera de los casinos.

“Lo voy a firmar porque es un compromiso programático”, dijo Rosselló Nevares en una conferencia de prensa en La Fortaleza.

El gobernador indicó que, si la JSF no avala el proyecto, “los que toman decisiones en el gobierno” deben entonces sentarse nuevamente a la mesa y trabajar una iniciativa que pueda ser aprobada por el organismo creado por el Congreso de EE.UU.

El ejecutivo resaltó que todos los elementos básicos de la propuesta contributiva cuentan con el aval de La Fortaleza, la Legislatura y la JSF. Indicó que lo único en que hay dudas es sobre el impacto que tendría la legalización de las tragamonedas fuera de los casinos en los recaudos del gobierno central y las corporaciones públicas. Específicamente, la JSF ha pedido estudios que certifiquen que la legalización de estas máquinas no canibalizará los recaudos del gobierno.

“Si hay una objeción por el asunto de las máquinas estoy seguro de que los que tomamos decisiones vamos a sentarnos sobre la mesa y, sin rechazar otras consideraciones, se podrá ver lo de las máquinas en otro momento cosa que veamos los beneficios (de la reforma contributiva) ahora”, dijo el gobernador.

Las expresiones del mandatario ocurrieron en una rueda de prensa en la que anunció un acuerdo entre el Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico y el Negociado de Ciencias Forenses para que los estudiantes que se especializan en el área de patología puedan hacer sus prácticas en las instalaciones del Departamento de Seguridad Pública.

El secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, explicó que con este acuerdo unos once residentes podrán hacer unas 240 autopsias al año. Esto ayudará a aliviar la carga de los otros patólogos de la agencia que se mantendrán a cargo de aquellos procedimientos requeridos para las investigaciones criminales. Anualmente, el Negociado lleva a cabo más de 6,000 autopsias. Muchos de estos procedimientos no están asociados a crímenes y se llevan a cabo como parte de los protocolos para determinar las causas de las muertes desconocidas por los médicos clínicos.

Durante el evento, Rosselló Nevares reaccionó a la Encuesta de El Nuevo Día que reflejó una caída en la popularidad de su gestión al frente de la Rama Ejecutiva del gobierno. Indicó que le tocaron tiempos de grandes retos tanto económicos como políticos.

“En todo este proceso, todo el mundo reconoce que son momentos difíciles para Puerto Rico. Yo asumí la gobernación bajo esos términos, pero estamos comprometidos con la transformación”, dijo el mandatario.

Los datos de la encuesta muestran que, un 39% de los encuestados desaprueba la labor de Rosselló como gobernador frente al 25% que la aprueba. Un 30% se siente más indiferente, y ni aprueba ni desaprueba su labor, mientras el restante 6% no opinó.

Del mismo modo, el 71% de los encuestados estima que la estadidad es imposible para Puerto Rico bajo la presidencia Donald Trump.

Sobre esto, el gobernador afirmó que la decisión sobre el futuro de la relación política de Puerto Rico con los Estados Unidos no recae sobre el presidente, sino que es una decisión de “derechos civiles”.

Indicó que a raíz del huracán y la crisis fiscal muchas personas en los Estados Unidos han tomado conciencia de la situación colonial de Puerto Rico y cuestionan el trato desigual que reciben los habitantes de la isla.


💬Ver 0 comentarios