Julio “Pipe” Abreu Sáez, Dana Miró Medina y Edward O’Neill Rosa.
Julio “Pipe” Abreu Sáez, Dana Miró Medina y Edward O’Neill Rosa. (Xavier J. Araújo Berríos)

La figura, labor y escándalos del exalcalde Héctor O’Neill García tuvieron un rol protagónico en el debate por la alcaldía de Guaynabo realizado en la noche de hoy, miércoles, en el Centro de Convenciones de Puerto Rico Pedro Rosselló, en San Juan.

Al foro organizado por el analista político Enrique “Kike” Cruz y NotiUno 630 solo asistieron Dana Miró Medina, Julio “Pipe” Abreu Sáez y Edward O’Neill Rosa. No estuvieron presentes, Ricardo “Ricky” Aponte Martínez y Marigdalia Ramírez Fort, quienes también estarán en la papeleta de la elección especial que se celebrará este próximo sábado y donde los guaynabeños afiliados al Partido Nuevo Progresista (PNP) escogerán al sustituto de Ángel Pérez, acusado de corrupción.

En varias ocasiones durante el evento, Abreu Sáez y Miró Medina trajeron a colación el legado que dejó el padre de O’Neill Rosa en el Municipio tras ser el alcalde por 24 años y tener que renunciar en medio de señalamientos por acoso sexual, de los que posteriormente se declaró culpable.

“El pueblo de Guaynabo sabe que yo a quien me enfrento es a Héctor O’Neill no a Edward. Edward es un líder sin carácter que su padre lo maneja como un niño, que por eso te puso en representación para perpetuarse en la silla del municipio”, dijo Abreu Sáez.

O’Neill Rosa, por su parte, indicó: “Yo hablé de reivindicar en forma de mi trabajo... No sé de dónde salió que yo dije ‘reivindicar a mi padre’ porque nunca, nunca. Mi padre es mi padre. Nunca lo voy a abandonar, ni en las buenas ni en las malas. Siempre estaré con mi padre... Yo tengo criterio propio, mis errores son mis errores y sus errores son sus errores”.

Sin embargo, Abreu Sáez fue incisivo con el tema de la reivindicación. O’Neill García se declaró culpable el pasado 24 de noviembre como parte de un preacuerdo en un caso por violencia de género, hostigamiento sexual y una violación a la Ley de Ética Gubernamental.

“No entiendo cómo puedes reivindicar a tu padre que fue acusado, se declaró culpable de escándalos de índole sexual, de hostigamiento y que no ha mostrado ni una pizca de arrepentimiento por estos actos”, señaló Abreu Sáez.

Asimismo, Miró Medina apuntó a que las acciones de O’Neill García le han costado a las arcas municipales unos $4.2 millones, que pudieron haberse utilizado, entre otras cosas, para aumentarle el sueldo al personal de recogido de desperdicios sólidos y a los policías.

Relacionado con el gasto monetario del caso del exalcalde, Abreu Sáez propuso que, de llegar a la poltrona municipal, ordenaría un análisis legal para que los funcionarios públicos que cometan una conducta ilegal que redunde en el pago de indemnización a una víctima, el dinero se le cobre al empleado.

“El recibir sobornos es tan corrupto como que el municipio de Guaynabo tenga que pagar por hostigamiento sexual”, sostuvo.

No obstante, O’Neill Rosa se desligó de los asuntos de su progenitor, quien no tendrá que cumplir tiempo en prisión, pues con el acuerdo de culpabilidad cualificaría para probatoria.

“El caso de mi padre es un caso personal, no tiene que ver nada con el municipio. Yo no puedo echarme la responsabilidad de las cosas que hizo mi padre”, mencionó el candidato, quien trabaja para LUMA Energy.

Ante esto, Abreu Sáez catalogó a su contrincante O’Neill Rosa como un “líder sin carácter”.

“Simplemente, tu padre te controla, te trata como un niño, sigue presente en tu campaña y es tu líder de campaña, el que da instrucciones”, aseguró.

Otro de los momentos tensos de la noche fue cuando Miró Medina no pudo contestar —a preguntas de Abreu Sáez— en qué barrio del Municipio se construiría la controvertible asfaltera.

“Es lamentable que solo conozcas el área urbana de Guaynabo”, opinó el comerciante.

Los tres candidatos también debatieron sobre la seguridad del Municipio, contratos de mantenimiento de vehículos, las reclamaciones a los seguros por los daños causados por el huracán María en 2017 y sobre acciones para evitar la corrupción pública.

“Este sábado, vamos a contestar la pregunta de si deseamos volver al pasado de atropellos, hostigamiento sexual, de acoso laboral, de persecución o deseamos movernos hacia el futuro de la dignidad humana, al respeto de la mujer”, expresó Abreu Sáez en su turno de cierre.

Mientras, Miró Medina instó a las mujeres a salir a las urnas para “hacer un cambio”.

“¿Seguimos resbalando en la misma loseta, nos seguimos tropezando con la misma piedra o usted quiere un cambio de una persona con experiencia administrativa en fondos federales sin señalamientos?”, cuestionó.

Mientras, O’Neill Rosa destacó que necesita que todas las personas que han estado presentes en sus caravanas por el Municipio vayan a apoyarlo en la elección.

“Vamos a respaldar a todos por igual, soy un servidor público innato”, dijo.

El PNP espera recibir cerca de 8,000 electores en los 26 centros de votación que operarán de 9:00 a.m. a 3:00 p.m.

También, puede leer la serie de entrevistas a los cinco candidatos:

💬Ver comentarios