Logo de La Encuesta de El Nuevo Día
Durante su trayectoria de 38 años, La Encuesta de El Nuevo Día, siempre ha usado la metodología de entrevistas personales. (GFR Media)

GFR Media, principal grupo de medios de Puerto Rico, anunció hoy su decisión de no realizar La Encuesta de El Nuevo Día que tenía programada para medir la carrera primarista, debido a las complicaciones impuestas por el alza reciente de casos de COVID-19 que han dificultado el trabajo de campo que permite recolectar la data necesaria para hacer proyecciones adecuadas.

The Research Office, empresa que realiza La Encuesta para El Nuevo Día, informó a este medio que el alza de casos de COVID-19 en Puerto Rico ha incrementado, a niveles nunca vistos, el rechazo a los encuestadores, quienes, de manera rigurosa, deben realizar una entrevista cara a cara de aproximadamente 30 minutos a cada persona encuestada.

Estas entrevistas cara a cara son medulares para cubrir todos los aspectos que permiten medir, entre otras variables, la intención de voto por cada uno de los aspirantes a las primarias del Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD), así como el desempeño de los candidatos en el ejercicio de sus cargos públicos.

“En los pasados 15 años, mientras hemos estado a cargo de La Encuesta de El Nuevo Día, jamás nos habíamos enfrentado a una situación similar”, explicó José Alfonso, presidente de The Research Office. “La histórica alta tasa de rechazo a participar, no solo en la prueba piloto de este sondeo, sino en todos los demás estudios que nuestra empresa está haciendo para diferentes clientes, nos obliga a poner una pausa a las entrevistas presenciales hasta que haya un cambio favorable en el escenario de la pandemia en el país”.

“El rechazo es instantáneo cuando se aborda a los participantes potenciales para determinar su interés en participar en una encuesta, a pesar del distanciamiento que observan nuestros entrevistadores y de todas las medidas de higiene que siguen. El rechazo es tal que los participantes no dejan espacio para hacerles ni siquiera las primeras preguntas de cualificación”, agregó Alfonso.

Según el presidente de The Research Office, esta negativa impide hacer una lectura confiable y dentro de los parámetros de mayor precisión estadística, pudiendo afectar la credibilidad de La Encuesta de El Nuevo Día en una publicación justo antes de un evento electoral, a celebrarse el 9 de agosto.

Alfonso subrayó que, a diferencia de una elección general, donde el arco de votantes es más amplio, La Encuesta de El Nuevo Día para las primarias tiene además el reto de identificar dentro de los electores debidamente inscritos a aquellos afiliados a los partidos PNP y PPD que están dispuestos y seguros de concurrir a las urnas.

Durante su trayectoria de 38 años, La Encuesta de El Nuevo Día, siempre ha usado la metodología de entrevistas personales, cara a cara y casa a casa, la más confiable en Puerto Rico y la que ha ayudado a la precisión de los resultados.

Para el presente año electoral se habían programado cuatro encuestas, la primera de las cuales se realizó en febrero pasado. Siguen en calendario otras dos que, de no mediar una situación similar de contagios como la actual y de niveles de rechazo por encima de la norma, se efectuarán a dos meses y a 48 horas de los comicios de noviembre próximo, respectivamente.

GFR Media ha publicado La Encuesta como un instrumento que mide el desempeño de las principales autoridades del país en la misión de El Nuevo Día de fiscalizar los grandes temas que inquietan a los puertorriqueños y además pone a disposición del país los escenarios previos que exhiben el pensamiento, preocupaciones, tendencias y aspiraciones del electorado cada cuatro años cuando el pueblo hace uso del derecho democrático a ejercer el voto.