Elizabeth Torres Rodríguez.
Elizabeth Torres Rodríguez. (Xavier J. Araújo Berríos)

La abogada Roxanna I. Soto Aguilú solicitó, mediante una queja formal, que el Partido Nuevo Progresista (PNP) declare no miembro de la colectividad a la cabildera por la estadidad Elizabeth Torres Rodríguez por supuestamente asumir posturas que “van en contra del reglamento” del partido.

“Me parece inaceptable que alguien que no cree, defiende ni postula la Declaración de Propósito del PNP, lo cataloga como secuestrador de la estadidad se auto proclame miembro de esta colectividad al mismo tiempo que enloda con innuendos criminales constantes al Partido Nuevo Progresista sin evidencia alguna, radicación de querella o referidos formales de investigación”, dice la llamada abogada motorizada en su queja dirigida al presidente del PNP, Pedro Pierluisi; al secretario general de la colectividad, Carmelo Ríos, y la comisionada electoral Vanessa Santo Domingo.

Soto Aguilú alega que Torres Rodríguez violenta y no actúa acorde con la Declaración de Propósito del PNP y el reglamento. La queja fue presentada el pasado 1 de octubre.

“Es por ello que requiero que bajo la facultad reconocida en el reglamento se refiera esta queja al comité y se resuelva a favor de declarar no miembro del PNP a la señora Elizabeth Torres Rodríguez, ya que sus posturas hacia el partido van contra reglamento”, indica Soto Aguilú.

“No obrar sobre esta reclamación partidista por parte del actual Directorio del PNP es una aceptación manifiesta de las posturas y alegaciones de la Sra. Elizabeth Torres Rodríguez son correctas y, por ende, es la invitación perfecta a quienes hemos sido fieles a la política del partido a simplemente dejar de querer ser miembros”, agrega.

Específicamente, Soto Aguilú cita el Artículo 3 y 4 del reglamento del PNP.

El Artículo 3 establece que “serán miembros del Partido Nuevo Progresista todas aquellas personas que crean y sustenten la Declaración de Propósitos del partido, su reglamento y que hayan votado o deseen votar por el mismo”. Mientras que el Artículo 4 indica que “serán afiliados del Partido Nuevo Progresista todos los miembros que figuren en el registro de afiliados del partido”.

La Declaración de Propósitos indica que el fin primordial del PNP es lograr la estadidad para Puerto Rico. Anclado en ese hecho, promulga acciones a favor de ese ideal político.

“La estadidad es la solución definitiva a la controversia colonial que durante más de un siglo ha dividido a la familia puertorriqueña. Entendemos como una meta fundamental la solución de la controversia del estatus político de la isla, mediante mecanismos descolonizadores que sean aceptados institucionalmente por el Partido. La estadidad es la solución para un pueblo que atesora la ciudadanía americana y la unión permanente con Estados Unidos”, dice parte de la Declaración de Propósitos del PNP.

En sus argumentos en la queja, Soto Aguilú indica que las gestiones “diarias” de Torres Rodríguez son en contra del PNP, pese a que ostenta un cargo electivo “pagado con fondos públicos” para abogar por la estadidad.

Dentro de su diario de jornada de trabajo ha llevado múltiples apariciones en medios de comunicación e Internet despotricando contra el Partido Nuevo Progresista al cual tilda de lobo disfrazado, corrupto, dictador y parásitos entre otros términos peyorativos que utiliza y que son de conocimiento público”, sostiene la abogada.

Contactada por El Nuevo Día, Torres Rodríguez dijo desconocer de la queja de Soto Aguilú, por lo que no podía reaccionar. Solicitó verla para poder comentar.

Entretanto, el secretario general del PNP no estuvo disponible para entrevista, pero el director político estatal, José “Pichi” Torres Zamora, dijo que el curso que sigue la queja “no es un proceso rápido” porque se debe citar a los miembros de un comité de quejas y agravios de la colectividad, quienes analizan su contenido.

“De ordinario cualquier querella que llegue al partido se pasa a un comité, que es el comité de quejas y agravios. Ese comité verifica los planteamientos y siempre se trata de llegar a un entendido si es un mal entendido entre miembros del partido”, sostuvo.

El Departamento de Justicia tiene ante su consideración una querella contra Torres Rodríguez presentada por la organización Young Democrats of Puerto Rico. El grupo pide la destitución de Torres Rodríguez como delegada congresional por supuestamente incumplir con sus funciones como funcionaria electa.

Torres Rodríguez, por su parte, presentó una querella, también en Justicia, para que se investigue si la delegación cumple con su cometido a tono con lo que establece la Ley 167-20 que creó el grupo.

💬Ver comentarios