Las autoridades no descartan que Isadora Nieves Cruz fuera el objetivo de la balacera en la que terminó muerta.

Con sobre 333,000 seguidores en su cuenta de Instagram, Isadora Nieves Cruz, mejor conocida en las redes sociales como Pinky Curvy, saltó a la fama con sus promociones para la venta de ropa y productos de belleza en Internet.

No obstante, la figura de la mujer de 24 años que fue ultimada a balazos anoche en Hato Rey cobró más relevancia en la isla por un vídeo en el que apareció discutiendo con quien era su novio en ese momento.

De acuerdo con su cuenta de Instagram, la llamada “influencer" era propietaria de Pinky Summer Beauty, una compañía que se dedica a la venta de cosméticos y otros productos para la mujer.

Su vida no estuvo libre de controversias, pues el 27 de febrero de 2019, Nieves Cruz se entregó al Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) tras ser incluida en el pliego acusatorio federal junto con otras 75 personas en el caso contra la pandilla narcotraficante conocida como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cantera o Las FARC. Enfrentaba cargos por conspiración para distribuir sustancias controladas, incluyendo cocaína, heroína y marihuana.

Un mes después, Nieves Cruz salió bajo una fianza de $80,000 que le fijó el magistrado federal Marcos López, quien también le impuso permanecer bajo arresto domiciliario.

Posteriormente, la mujer fue amonestada por el juez federal Gustavo Gelpí después de que la Oficina de Probatoria reportara que había fallado con el horario de toque de queda que le había impuesto el tribunal para estar en su casa de 6:00 de la tarde a 6:00 de la mañana.

Al momento de su muerte se encontraba en libertad condicionada.

Pinky Curvy se mantenía activa en las redes sociales publicando fotos de su diario vivir, así como junto a su hija. La última foto que publicó fue ayer junto al mensaje “más vale loca firme, que cuerda floja”.