Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En una vista en el Tribunal Federal, el  abogado del grupo, Michael R. Rochelle, advirtió que los ayuntamientos podrían terminar en bancarrota. (horizontal-x3)
En una vista en el Tribunal Federal, el abogado del grupo, Michael R. Rochelle, advirtió que los ayuntamientos podrían terminar en bancarrota. (Archivo GFR Media)

La jueza Laura Taylor Swain denegó hoy la moción del grupo Ad-Hoc de Municipios para la creación de un nuevo comité de acreedores que los represente.

La petición, esbozada en corte por el abogado del grupo, Michael R. Rochelle, cuenta con la oposición del Síndico de Quiebras de los Estados Unidos, el ente encargado del Departamento de Justicia federal de crear los comités que operan como procuradores de intereses de los distintos acreedores en el proceso de ajuste de deudas que se persigue bajo el Título III de la Ley PROMESA.

“Ahora mismo a los municipios les preocupa la propia viabilidad económica de Puerto Rico”, dijo Rochelle, al señalar que ningún otro de los integrantes en los comités creados a la fecha tiene esa preocupación como norte.

“Ellos no han sido consultados”, expuso Rochelle haciendo referencia a los ayuntamientos y tras advertir que una verdadera crisis se cierne sobre la ciudadanía, pues los gobiernos municipales ofrecen múltiples servicios que el gobierno central está incapacitado de absorber por la propia crisis financiera en que se encuentra.

El preludio de Illinois

De acuerdo con Rochelle, aunque el Síndico de Estados Unidos alega que los municipios no tienen derecho a un sitio en la mesa de negociación por no ser una persona para efectos de la reglamentación de bancarrota, “es posible y sabio”, que la corte cree el comité. Ello, porque si los municipios no son parte de la discusión, la corte verá múltiples litigios por parte de estos.

“Este lugar se convertirá en Grecia e incluso será peor que eso”, agregó Rochelle al señalar que la suspensión de los fondos del gobierno central a los municipios podría resultar en que varios ayuntamientos tengan que recurrir al proceso parecido a la bancarrota provisto en PROMESA.

Rochelle dijo a Swain que su decisión en el tema bien ser el preludio a la crisis financiera que encara el estado de Illinois y particularmente, la ciudad de Chicago.

Actualmente, los únicos dos comités existentes creados por el Síndico de Estados Unidos representan a los acreedores no asegurados del gobierno central y a los retirados.

El Síndico no designó un comité para la Corporación del Fondo de Interés Apremiante(Cofina) y el proceso para crear comités adicionales para las demás entidades gubernamentales bajo Título III, es decir para la Autoridad de Carreteras y Transporte (ACT), la Administración de los Sistemas de Retiro (ASR) y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) todavía no se ha llevado a cabo.

Antes de escuchar los argumentos de Rochelle, la jueza denegó una petición del Sistema de Retiro de la Universidad de Puerto Rico para que se reconfigurara el comité de retirados o se añadiera un nuevo miembro que los represente.

Durante la mañana, gran parte de los trabajos se concentraron en asuntos administrativos asociados a la contratación de asesores de los comités del caso. 

También se informó que el gobierno llegó a un acuerdo que evita los reclamos de la firma South Parcell y que probablemente lleguen a un entendido con la firma Peaje Investments, la que reclama la protección de los recaudos de peaje, que constituye una de las fuentes de repago de la deuda de la ACT.


💬Ver 0 comentarios