José Cruz López

Desde mi perspectiva

Por José Cruz López
💬

La actividad física debe incluirse en la receta médica

En este tiempo actual, especial lo llamaría yo por varias razones, resulta muy necesario dar prioridad a la necesidad de la actividad física en relación a la prevención y tratamiento de muchas patologías existentes, entre ellas las más comunes: alta presión, diabetes, obesidad y depresión.

Según las estadísticas, tales afecciones son las principales causas de mortalidad, junto al cáncer.

Existen pruebas contundentes que indican que el ejercicio y la actividad física con un plan basado en un diagnóstico preciso es una herramienta muy poderosa, que médicos y demás profesionales de la salud pueden recomendar a sus pacientes sin depender exclusivamente de medicamentos y fármacos.

Investigaciones recientes han mostrado de manera científica y con convicción, que la actividad física llevada a cabo tanto en un estilo de vida, como por prescripción médica, previene y protege contra las principales afecciones crónicas como por ejemplo: enfermedades coronarias, derrames cerebrales, el deterioro cognitivo, la diabetes y determinados tipos de cáncer e incluso episodios de depresión.

Ninguna otra intervención o tratamiento se asocia de manera proactiva por sí sola con una gama tan amplia de beneficios al sistema humano. La evidencia de los beneficios que la actividad física aporta a la salud es convincente y probada en diversidad de afecciones antes mencionadas.

En lo personal, a través de mi trabajo con población relacionada a diabetes, obesidad, hígado graso y depresión, por mencionar algunas condiciones, he visto de cerca testimonios muy especiales. En muchos casos resulta fundamental el papel que desempeñan los profesionales de la salud, según su especialidad en los temas y aspectos de la promoción de la salud.

La falta de conocimiento, y en muchos casos, la inacción de movernos de manera proactiva en el ámbito clínico, implica la pérdida de una herramienta valiosa en la aportación de la salud. Lo irónico es que el costo de la actividad física es mínimo en comparación con muchos medicamentos.

La principal causa de muerte en el mundo es la ausencia de la actividad física como elemento protagónico de la salud.

Son muchas las razones para proponer de forma unánime que se integre la actividad física como una alternativa de prioridad en el ámbito clínico como herramienta que ayude en la prevención y cura de enfermedades.

En 2018 hubo sobre 500 millones de visitas en atención primaria en Estados Unidos. La gran mayoría fueron dirigidas a la prevención y tratamiento de enfermedades crónicas. Sin embargo, tan solo el 30% de los adultos fue evaluado y dirigido a base de una prescripción sobre la actividad física y sus múltiples beneficios de acuerdo a la patología existente.

Existe una realidad evidente. En la mayoría de los casos, si el médico o profesional de la salud no lleva a cabo actividad física como parte de suestilo de vida, o incluso no realizó actividades deportivas en su desarrollo y formación, no lo tomará en cuenta como una herramienta poderosa y beneficiosa.

Prescripción de la actividad física

Factores de riesgo cardiovasculares, así como la morbilidad y la mortalidad por enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares, se pueden reducir. Al igual que los problemas en desorden de azúcar y sus factores de riesgo, se pueden reducir o eliminar mediante un cambio a un estilo de vida saludable.

Incluir la prescripción de la actividad física dentro del protocolo de atención médica primaria sin duda revertirá muchos diagnósticos de prehipertensión y prediabetes, y al mismo tiempo redundará en mejorar la calidad de vida de nuestro Puerto Rico.

Para la clase médica sería un total acierto considerar e incluir la ayuda de especialistas en el campo de la actividad física y el ejercicio con el propósito de prescribir y llevar a cabo un plan de tratamiento exitoso según sea el diagnóstico.

Este es el momento ideal. Este 2020 ha sido un año de eventos naturales y pandémico, en el que el pueblo ha tenido sus sentidos prestos a buscar mejorar su salud.

(El autor es fisiólogo del ejercicio y posee un centro de desarrollo y capacitación. Puede ser contactado al correo electrónico: [email protected])


Otras columnas de José Cruz López

sábado, 4 de julio de 2020

Riesgos y peligros de un cuerpo asintomático

El peligro de la afección asintomática, junto a las consecuencias de no conocer cómo se está comportando tu cuerpo, nos invita a reflexionar, escribe José Cruz López

sábado, 27 de junio de 2020

La importancia de escuchar tu cuerpo

Nuestro cuerpo es el transporte ideal con el que viajaremos en la vida, disfruta de cuidarlo, ya que te llevará a un nivel óptimo, dice José Cruz López

sábado, 13 de junio de 2020

El regreso del deporte en medio de la pandemia

El objetivo principal debe ser establecer las guías de apoyo necesarias a los organizadores de eventos deportivos desde edades tempranas hasta el máximo nivel, dice José Cruz López

sábado, 6 de junio de 2020

Salud antes y después del COVID-19

En este momento, las preguntas deben ser: ¿dónde se encontraba mi sistema antes de la llegada del COVID-19? ¿Dónde estaré al pasar esta pandemia?, plantea José Cruz López