Benigno Trigo
💬

La hipótesis Abwela

Cuando Mami y Papi se casaron, Mamina, mi abuela paterna, le dio a Mami sus recetas para que le hiciera a Papi los platos que más le gustaban. Entre ellas estaban los “huevos flamencos”. En mi casa estaba prohibido levantarse de la mesa antes de limpiar el plato. Cuando pasaba frente al horno siempre miraba por la ventanita para ver lo que me esperaba. Cuando veía las cazuelitas de barro con la salsa de tomate, espárragos, y dos huevos crudos se me revolvía el estómago. En casa me llamaban Vomititos Trigo.

Otras columnas de Benigno Trigo

jueves, 2 de junio de 2022

La familia rota

Como muchos hijos de puertorriqueños que viven en los Estados Unidos, Alegría Hudes confronta la paradoja de no ser “ni de aquí ni de allá”, escribe Benigno Trigo

viernes, 22 de abril de 2022

La madre kamikaze

Xochitl González describe en su novela las causas y las consecuencias del sacrificio de la madre kamikaze puertorriqueña, dice Benigno Trigo

miércoles, 6 de abril de 2022

El censo y las hijas del Jefe

El cuento de Margarita es más grande que la historia del sacrificio de una hija. Es también la memoria del patriarcado y sus efectos en Puerto Rico, escribe Benigno Trigo

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: