Mariana García Benítez
💬

La justicia energética como norte de los puertorriqueños

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

El paso del huracán Fiona se quedará en nuestra memoria como un evento del que no sabíamos bien qué esperar y que trajo un sinnúmero de amargas sorpresas. En cuanto al sistema eléctrico, conocemos su fragilidad y sí, perdimos la electricidad sin conocer cuando regresaría.

¿Qué podemos hacer como pueblo ante la incertidumbre que vivimos con el sistema eléctrico?

En Justicia Energética Puerto Rico hemos iniciado con éxito una serie de reuniones dirigidas a crear activismo social y espacios de reflexión para apoyar la aceleración de la implementación de la Ley 17, escribe Mariana García Benítez.
En Justicia Energética Puerto Rico hemos iniciado con éxito una serie de reuniones dirigidas a crear activismo social y espacios de reflexión para apoyar la aceleración de la implementación de la Ley 17, escribe Mariana García Benítez. (choness)

Una de las respuestas es la Ley 17, junto con la participación de los múltiples sectores que comprenden nuestra sociedad. Cuando existe un país con una política pública energética de avanzada, el activismo de la ciudadanía, el sector privado y las organizaciones sin fines de lucro son fundamentales para apoyar un marco de acción que pretende generar bienestar social y económico para todos. Puerto Rico es ese lugar. Y si bien nuestro gobierno es la fuente desde donde emana el quehacer diario que implementa las políticas públicas que le son demandadas por ley, hay momentos en la historia de los países en el que nuestros funcionarios electos necesitan escuchar la voz unida de un pueblo que apoya su transformación y un cambio de espíritu sobre un tema que ocupa el primer lugar en la mente y en la vida cotidiana de todos: la energía.

La Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico, Ley 17 del 2019, pretende “crear los parámetros que guiarán a un sistema energético resiliente, confiable y robusto, con tarifas justas y razonables para todas las clases de consumidores”. Esta abarcadora ley impulsa que se planifique, reglamente y opere el sistema eléctrico desde un nuevo paradigma dramáticamente distinto al actual, que comprenda la integración de nuevas tecnologías, introduzca nuevas fuentes de energía renovable, lograr que se reduzca el uso de combustibles fósiles hasta eliminarlos, impulse la creación de microrredes, la eficiencia energética y las tecnologías de almacenamiento. Tenemos ante nosotros una ley grande y debemos acompañarla con cambios igual de importantes a la hora de tomar decisiones para crear la nueva red eléctrica que Puerto Rico necesita urgentemente.

Con esto en mente y con el gran reto que nos presenta el panorama actual para el acceso consistente y accesible al servicio de energía eléctrica, es un buen momento para hacernos sentir. Nuestro gobierno tiene la tarea urgente de compaginar los fondos disponibles con la política pública que está obligado a seguir.

En Justicia Energética Puerto Rico hemos iniciado con éxito una serie de reuniones dirigidas a crear activismo social y espacios de reflexión para apoyar la aceleración de la implementación de la Ley 17. Como corporación sin fines de lucro estamos comprometidos con apoyar la implementación de una política pública energética que mejore las condiciones de vida de los puertorriqueños. Luego de varias reuniones con fundaciones sin fines de lucro, el sector privado y estudiantes de la Universidad Interamericana, entidad educativa aliada, hemos podido constatar que hay sed de unificar esfuerzos, de salir adelante. Ante las múltiples crisis energéticas que vivimos y las que se avecinan, vemos con esperanza el ambiente de unidad y voluntad común presente en ámbitos distintos de la sociedad.

Pero este espíritu de cambio no se quedará solo en la sed del momento. Hay ganas de hacer en favor de una red energética confiable. En nuestro quehacer como institución lo vemos todos los días. El camino hacia un cambio que sea proporcional a los retos vividos estará hecho por todos nosotros. Mantengamos la esperanza, pero convirtamos esa fuerza en acción y activismo social.

LEE MÁS:

La agricultura de Puerto Rico necesita la solidaridad del pueblo y del gobierno, por Soemi Morales González

Las comunidades se unen de nuevo para la recuperación, por Rebekah Sánchez

La catástrofe paralela: la AEE y sus acreedores, por Mayra Montero

El ciclo sin fin de los desastres naturales, por Emilio Colón Zavala

La lección del huracán Fiona en Puerto Rico, por Brenda Torres Barreto

Blackstart 2022: llegó la hora cero, por Sergio Marxuach

Diluvios y sequías: el viacrucis puertorriqueño, por Carl Axel Soderberg

Optimismo agrícola: Puerto Rico se levanta, nuevamente, por Wesley O. Cardoza

Una nueva capa de incertidumbre en el sistema energético de Puerto Rico, por Juan Lara

Puerto Rico: un país atrapado entre la burocracia y el azote de huracanes, por Gustavo Vélez

La economía de Puerto Rico de desastre en destastre, por Ricardo Guzmán López de Victoria

Fiona: urge solidaridad con las personas mayores y los cuidadores, por José Acarón

A cuestionar la historia para mejorar nuestras condiciones de vida, por Miriam Montes

El huracán Fiona y sus consecuencias contributivas, potr Kenneth Rivera Robles

Sentimientos de impotencia: la diáspora durante huracanes en Puerto Rico, por Sandra Cruz Pol

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: