Edwin Hernández Delgado
💬

Los estragos de Fiona: otra consecuencia del cambio climático

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

---

El huracán Fiona ha resultado en el desarrollo de uno de los eventos de lluvia más devastadores en la historia de Puerto Rico. Apenas en las primeras 24 horas ya se alcanzaron o superaron las proyecciones de lluvia del evento. Se registraron en algunas localidades entre 20 y 33 pulgadas de lluvia en varios municipios, como Caguas, San Lorenzo, Cayey, Ponce, Villalba y Coamo, entre otros. Esto ha resultado en un evento de inundaciones sin precedentes para gran parte del país. Este evento iguala récords históricos de lluvia extrema, los cuales se están tornando más recurrentes como consecuencia directa del calentamiento de la superficie del mar asociado al cambio climático y su efecto de potenciación rápida de los sistemas ciclónicos.

Vista de la inundación en el barrio Villa Santos en Loíza.
Vista de la inundación en el barrio Villa Santos en Loíza. (Ramón “Tonito” Zayas)

Han existido varios eventos de lluvia importantes en Puerto Rico, según un estudio de 2019 del científico puertorriqueño Carlos Ramos Scharrón y colaboradores de la Universidad de Texas. La depresión tropical 15 de 1970 produjo 39.5 pulgadas e inundaciones históricas en todo el país. El huracán categoría cinco San Felipe (1928) produjo 33.4 pulgadas y daños legendarios. La tormenta desorganizada Isabel (1985) produjo hasta 31.7 pulgadas. Este sistema produjo el triste derrumbe del Barrio Mameyes en Ponce, que costó la vida a más de 100 personas. El huracán categoría dos Georges (1998) produjo 30.9 pulgadas. El huracán categoría cinco María produjo 29.2 pulgadas, daños cuantiosos y la pérdida de miles de vidas en el país. Ahora, en las primeras 24 horas del evento ya se documentaron de 10 a 16 pulgadas en la mayoría de la isla, pero de 20 a 33 pulgadas de lluvia en muchas localidades. Eso convierte, por el momento, a Fiona en uno de los cuatro eventos, entre cientos a miles de ellos en Puerto Rico, más devastadores en términos de la cantidad de lluvia registrada en la historia.

Fiona llegó al Caribe como una tormenta menor, desorganizada y con vientos de solo 40 mph, pero en menos de 24 horas se reorganizó y fortaleció hasta alcanzar vientos de huracán categoría uno con 85 mph, impactando la isla completa, con mayores daños físicos en la región suroeste y dejando al país sin energía eléctrica, sin agua y devastando la agricultura.

Fiona se convirtió en otro ejemplo más de cómo el cambio climático exacerba el impacto de cualquier sistema ciclónico en un lapso corto, convirtiéndolos rápidamente en eventos extremos sorpresivos capaces de infligir gran daño.

Estos eventos se están tornando más recurrentes por consecuencia del cambio climático. Puerto Rico sigue sufriendo de calamidades sin recuperación posible. Nuestros legados coloniales (ej. Ley de Cabotaje), las políticas neocoloniales aún vigentes (ej. Junta de Supervisión Fiscal), la persistente injusticia ambiental, la ausencia de seguridad y soberanía alimentaria, la degradación de nuestros abastos de agua, la rampante corrupción política y ambiental y nuestra debilitada gobernanza agravan la situación. Nuestra vulnerabilidad socio-económica ante los crecientes impactos de la crisis climática y la falta de recuperación de las crisis recientes de Irma y María, los terremotos y la “emergencia” interminable de la pandemia del COVID-19 nos han destruido la economía y nos han hecho cada vez más vulnerables antes estas “sorpresas” de la naturaleza.

Nos corresponde como país examinar detenidamente los impactos de Fiona para aprender sus lecciones y no repetir los mismos errores, pero en el contexto de nuestra vulnerabilidad cada vez mayor ante la crisis climática y ante la crisis de gobernanza. Puerto Rico aún no “se levanta”. Repitiendo lo mismo no se va a levantar. La velocidad de implementación de soluciones sigue siendo demasiado lenta en el pantanal de la burocracia. Necesitamos fortalecer nuestra economía, hacerla sostenible, justa y participativa, igual fomentar una verdadera economía azul justa y participativa. Debemos identificar con precisión qué nos falta alcanzar para adaptarnos a este tipo de manifestaciones climáticas y cómo lograr los mecanismos para evitar seguir repitiendo los mismos errores.

Nuevamente, se evidencia que no necesitamos un huracán mayor para experimentar impactos devastadores multimillonarios y amenazas a la vida. Con la creciente crisis climática cada vez más frecuentemente enfrentaremos eventos extremos, crisis humanitarias y ambientales comprometedoras, y ante eso debemos adaptarnos para fortalecer nuestra economía, y aumentar nuestra resiliencia ambiental y socioeconómica.

LEE MÁS:

Fiona y los dos Puerto Ricos, por Leo Aldridge

Municipios, huracanes y otros retos: el proveedor desaparece, la necesidad no, por Cristina Miranda Palacios

El fenómeno es natural, pero el desastre es político, por José Molinelli González

La agricultura es mi pasión y no me quito, por Iván Torres

Agricultores tras el paso de Fiona: volvemos porque volvemos, por Miguel A. Berdiel Torres

La agricultura de Puerto Rico necesita la solidaridad del pueblo y del gobierno, por Soemi Morales González

Huracán Fiona: solidaridad y activismo desde la diáspora, por Arlene Dávila

El delicado balance de la planificación post-Fiona, por Wilfrido G. Ortiz

La urgencia de federalizar la reconstrucción de Puerto Rico, por Gustavo Vélez

La recuperación después de Fiona, por Deepak Lamba

Huracán Fiona: la agricultura tardará en revivir, por Jennifer Avilés Collado y Víctor Martínez

La justicia energética como norte de los puertorriqueños, por Mariana García Benítez

De María a Fiona: la ausencia de planificación y sus consecuencias, por José J. Villamil

Otras columnas de José Molinelli González

Otras columnas de Edwin Hernández Delgado

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: