Antonio Quiñones Calderón
💬

Un cambio de época con Pedro Pierluisi

En su invocación durante la juramentación del gobernador Pedro Pierluisi, Monseñor Antonio J. Vázquez, de la Iglesia católica Stella Maris, planteó que lo que simbolizaba el juramento del duodécimo gobernador elegido por los puertorriqueños era un “cambio de época”, más que de cuatrienio. Tiene el líder religioso toda la razón. Tras los profundos cambios –al menos, uno de ellos, inédito– experimentados por Puerto Rico a partir de la tachadura asestada por el Congreso a la Constitución local mediante la imposición de la Junta de Supervisión Fiscal de siete miembros facultados para subvertir el orden constitucional en el manejo de las finanzas públicas, inició una época novel en la dirección gubernamental. Los funcionarios elegidos a partir de 2012 –el gobernador y los legisladores– han sido despojados de su poder constitucional de someter y recomendar, el primero, y evaluar y aprobar, los segundos, el presupuesto general de ingresos y gastos para cada año fiscal. Desde entonces, esa función constitucional está en manos de siete personas, ninguna de ella elegida por los puertorriqueños.

Otras columnas de Antonio Quiñones Calderón

miércoles, 20 de enero de 2021

Joe Biden: finalizan las densas tinieblas de la noche

La alborada del nuevo día que recomienza a vivir Estados Unidos evidencia el triunfo del audaz experimento de la nación y hace vibrar el poema de Emma Lazarus inscrito en la base de la Estatua de la Libertad, escribe Antonio Quiñones Calderón

miércoles, 13 de enero de 2021

Ramón Orta: decepcionante fin de un caso de corrupción

¿De qué trata la sentencia de seis meses de prisión al exsecretario Orta, al cabo de los cuales –en su totalidad o reducidos por “buena conducta”, no lo sé–, el sentenciado deberá regresar a la placidez de su residencia?, cuestiona Antonio Quiñones Calderón

martes, 12 de enero de 2021

Cautela en las mayorías legislativas

Esta es la primera asamblea legislativa, desde la de 1940, en que la presidencia de ambos cuerpos se columpia en una evidente fragilidad numérica, de acuerdo con Antonio Quiñones Calderón

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: