Andrés Fortuño Ramírez

Punto de vista

Por Andrés Fortuño Ramírez
💬

Voto presidencial: un voto a medias

Desconozco la intensión detrás de ofrecer a los puertorriqueños un voto simbólico por el presidente de los Estados Unidos. Más que una buena oportunidad o un avance hacia el cambio de estatus, lo veo como un insulto. Me parece escuchar al Tío Nobel diciéndole al pueblo “eres un casi ganador”.

Creo en educarnos mejor sobre nuestra relación con la nación americana. Querámoslo o no, somos parte de ella. Podemos decir que lo que allá sucede nos tiene sin cuidado. Pero la realidad es que cada funcionario, ley o enmienda que allí se aprueba afecta de alguna forma a Puerto Rico.

Admito que años atrás no invertía mucho tiempo en temas políticos. Tenía bastante con vivir y adaptarme a los tirijalas de la vida. Pero con el tiempo aprendí que no podemos dejar que nuestras luchas personales limiten nuestra participación en la formación del país. Pues al final se paga con creces.

Desde que Trump salió electo, he visto temblar nuestra democracia. Esa que disfrutamos desde que nacemos, que nos aleja de regímenes autoritarios y que nos protege de mayores conflictos internos. Por primera vez, el conflicto no es entre tradicionalistas y liberales. Este es un monstruo que nunca habíamos enfrentado.

Un gobierno que utiliza la burla, las amenazas, la censura y la mala información como arma de fuego. Un presidente que busca villanos para asegurar la reelección. Ver a personas limitándose a comentar en los medios por miedo a repercusiones. Esa paranoia constante de ser atacado en las redes sociales o algún lugar público. Cosas de dictaduras a las que no estamos acostumbrados.

Igual de malo es que miles de puertorriqueños no puedan emitir un voto real por un presidente que toma decisiones que les afectan. Pero los tiempos del Tío Nobel terminaron. Para qué desviar la atención con un voto presidencial a medias, habiendo tantos candidatos del patio que necesitan pasar por un serio escrutinio ¿Será esta la gran estrategia? El costoso simulacro puede esperar, pues para hacer una cruz en la papeleta no hace falta practicar primero.



Otras columnas de Andrés Fortuño Ramírez

miércoles, 1 de julio de 2020

Feliz 4 de julio

En una democracia el cambio es constante. Si se estanca en un solo pensamiento se convierte en una dictadura, escribe Andrés Fortuño

miércoles, 18 de marzo de 2020

Cumpleaños sin velitas

Andrés Fortuño Ramírez narra cómo la vida cotidiana se ha afectado con el coronavirus

martes, 3 de marzo de 2020

La experiencia religiosa

Andrés Fortuño Ramírez añora los valores sociales y familiares de los días de la Cuaresma en su niñez