Al hacer modificaciones generales para reducir el sobrepeso, mantener el control de las grasas nocivas y controlar la presión arterial, cuidarás tu corazón.
Al hacer modificaciones generales para reducir el sobrepeso, mantener el control de las grasas nocivas y controlar la presión arterial, cuidarás tu corazón. (Shutterstock)

Cuando una persona enfrenta un diagnóstico de enfermedad cardiovascular, tiene que hacer ajustes en su alimentación. Por eso, tres especialistas recomendaron –por su experiencia y conocimiento— modificaciones generales para reducir el sobrepeso, mantener el control de las grasas nocivas y controlar la presión arterial.

Dr. Pablo L. Altieri

Centro Cardiovascular de Puerto Rico y del Caribe (Centro Médico, Río Piedras)

“Una dieta balanceada es primordial. Hay que evitar que la dieta no reduzca el riesgo por obesidad”, señaló el especialista, quien recomendó reducir o evitar estos alimentos. “Hay que medir el consumo de los alimentos, para mantener el peso corporal bajo control”, señaló.

Entre las recomendaciones de Altieri, se incluyen:

  • Carnes rojas: Deberían eliminarse o reducir su consumo a una o dos veces al mes, en porciones medidas. Las carnes deben cocinarse al horno o al vapor, para no añadir grasa adicional.
  • Productos lácteos enteros: Incluye los quesos duros, leche entera, crema de leche
  • Grasas: Mantequilla, margarina y aceites para freír

Dr. Pedro A. García

División Cardiovascular, Centro Médico Menonita

El doctor García, por su parte, se enfoca en el sodio, uno de los mayores enemigos de la hipertensión. “Una dieta alta en sodio está asociada con accidentes cardiovasculares, enfermedad cardiovascular y otras condiciones de salud. En el caso del paciente con presión arterial alta, debe limitar el consumo de sodio en su dieta”, señala, al tiempo que recomendó –como medida preventiva general—la conciencia sobre el impacto del sodio en la dieta y sus efectos.

Según García, estas son las recomendaciones más importantes:

  • Sodio: Es esencial para mantener la presión en un nivel controlado, reducir su consumo a no más de 1,500 mg diarios –aproximadamente la mitad de una cucharadita de sal. Una cucharada completa de sal de cocina contiene 2,300 mg de sodio, así que, según García, debe eliminarse por completo.
  • Embutidos y alimentos curados: Longaniza, chorizo y butifarra, así como los jamones curados (ahumados) y la tocineta. “Los alimentos enlatados (”corned beef”, salchichas y jamonilla) también tienen un alto contenido de sodio”, enfatiza.
  • Salsas: Se debe evitar el consumo de salsas enlatadas o preparadas (como la de espagueti), el kétchup, la mostaza y la salsa de soya.
  • Alimentos y comidas congeladas: además de sodio, contienen preservativos que igualmente son dañinos.
  • Bebidas: Deben eliminarse los jugos enlatados, los refrescos (regulares y de dieta), así como el alcohol.

Dr. Pedro J. Colón

Cardiólogo Intervencional, Centro Médico Menonita

El doctor Colón señaló que “hay una relación directa entre la alimentación y nuestra salud, a nivel general. Los alimentos ricos en grasas saturadas, azúcar refinada y carbohidratos simples son una ‘bomba de tiempo’ para la salud cardiovascular. Con los años, la mala alimentación nos pasa factura”, admitió.

El especialista se enfocó en las siguientes recomendaciones que deben evitarse:

  • Vísceras: hígado, riñones y corazón de animales
  • Panes, dulces, bizcochos y postres: debe eliminarse todo aquello que combine el uso de productos lácteos, huevos y azúcares refinadas
  • Aperitivos o entremeses salados: papas fritas, “chips” empacados en bolsas

Páginas web recomendadas por los médicos:

https://www.heart.org/en/healthy-living - Ofrece una guía completa de salud para reducir el riesgo cardíaco que incluye, entre otros, la reducción de peso y recomendaciones para una alimentación saludable.

https://www.cdc.gov/diabetes/prevention/pdf/spanish/sp_posthandout_session13.pdf - Es una guía ilustrada, muy sencilla de entender, para mantener la salud cardiovascular y reducir, además, el riesgo de diabetes.

https://www.cdc.gov/heartdisease/prevention.htm - Es una guía de prevención general que, además de recomendaciones sobre el ejercicio y la buena selección de alimentos, también habla sobre los riesgos del tabaquismo.

💬Ver comentarios