Una gran parte del vecindario se montó en la atracción para disfrutar un rato refrescante. (El Guerrillero)

La Habana, Cuba - Cuando faltan recursos para divertirse, los cubanos acuden a su peculiar ingenio y hacen de los limones, limonada.

Así hicieron los residentes del sector El Infernal, quienes, precisamente, para matar su “infernal” aburrimiento, convirtieron la caja de un tractor agrícola en una piscina movible, que se pasea por las calles del pequeño barrio, localizado en la provincia occidental de Pinar del Río, para divertir a niños y adultos en medio del caluroso verano.

Según el periódico regional El Guerrillero, ante la falta de alternativas de entretenimiento en la región, los dueños del tractor decidieron cubrir la caja de carga del tractor con una lona azul, llenarla de agua de una cisterna e invitar a los vecinos, sobre todo a los niños, a darse un chapuzón y dar un paseo.

La idea la produjo un matrimonio del bario que siempre anda buscando alternativas para entretener a sus hijos, a los cuales le han construido una casa en un árbol y han hecho helado casero, ante la falta de ese producto en las tiendas de su pueblo.

El “jacuzzi rodante”, como lo bautizaron, tiene sus reglas, que son “nada de juegos pesados, hay que lavarse pies y manos, cero alimentos y bebidas alcohólicas, cada niño con un acompañante que lo cuide”.


💬Ver 0 comentarios