Federica Mogherini, representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Union Europea, junto al Canciller cubano Bruno Rodríguez. (AP)

La Habana, Cuba - Para conseguir un mejor desarrollo y facilitar la inversión extranjera, se hace urgente que Cuba batalle con la burocracia interna, de manera que el proceso de hacer negocios fluya más eficientemente, dijo hoy en esta capital la Federica Mogherini, alta representante de la Unión Europea (UE) para los Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y vicepresidenta de la Comisión Europea.

Mogherini, de nacionalidad italiana, preside la delegación al Segundo Consejo Conjunto Cuba-Unión Europea, que se reunió hoy en La Habana, encabezado también por Bruno Rodríguez Parrilla, canciller cubano.

"Cuba se encuentra en una encrucijada después de haber realizado su transición generacional y de dotarse de una nueva Constitución, ahora Cuba se enfrenta a importantes retos para llevar adelante su modernización económica en un entorno muy difícil", dijo Mogherini.

"Abrir la economía y superar lo que el presidente Díaz-Canel ha llamado el ‘bloqueo interno’ es de crucial importancia y no solo para promover lazos comerciales más estrechos entre la Unión Europea y cuba queremos aprovechar aún más el potencial económico de nuestra relación”, indicó.

El “bloqueo interno” es un concepto con el cual los propios cubanos -parafraseando al bloqueo económico de Estados Unidos- describen la burocracia gubernamental y cómo ella, en unión a la corrupción, se han convertido en los principales obstáculos para iniciativas de desarrollo económico, como la inversión extranjera o la producción nacional para sustituir importaciones.

Mogherini señaló en sus palabras de apertura que Cuba es un “socio clave” en el contexto regional para la UE, por lo que Europa ha destinado inversiones por sobre 200,000 millones de dólares desde el 2008 para mejorar la infraestructura de la isla en diversos rublos, como el energético, el agrícola y el alimentario.

“Europa está firmemente comprometida con el futuro de Cuba”, dijo la experimentada diplomática, en un mensaje que deja al descubierto las diferencias del bloque europeo con Estados Unidos, que mantiene una política de asedio económico hacia la isla.

La UE ha rechazado institucionalmente la aplicación por parte de Estados Unidos del Título III de la Ley Helms Burton, que permite demandas en tribunales estadounidenses contra empresas extrajeras que hagan negocios en propiedades confiscadas en Cuba.

“La celebración de este Segundo Consejo Conjunto es una muestra del avance de las relaciones con la UE... Permitirá hacer un balance de lo avanzado y proyectar las acciones futuras en beneficio mutuo”, dijo Rodríguez Parrilla.

Mogherini también extendió la aportación de la UE al tema del cambio climático, en el cual Cuba ha llevado la voz cantante en la región desde hace varias décadas.

“La UE es consciente sobre la vulnerabilidad de Cuba, y el Caribe en particular, con el cambio climático. La UE está dispuesta a ayudar”, manifestó.

En varias ocasiones Mogherini ha visitado el país caribeño y en mayo pasado se pronunció en Bruselas, Bélgica, en reunión con el canciller cubano, por la necesidad de suspender el Título III, que intensifica el bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba.

En una de ellas, en marzo de 2016, la representante de los asuntos exteriores del bloque europeo estuvo en La Habana para anunciar el fin del proceso de normalización de las relaciones entre la UE y Cuba e incluso proponer una nueva etapa de cooperación, en lo cual trabaja desde entonces.

El Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación suscrito en 2016, que dio contexto a la reunión de hoy, puso fin a dos décadas de tensiones entre Bruselas y La Habana en la que predominó la política europea denominada “Posición Común”, que supeditaba los avances en la relación a cambios en la política cubana sobre derechos humanos.

El nuevo pacto abrió la puerta a convenios de desarrollo en diversos aspectos e impulsó las inversiones europeas en la isla.

Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex) recibió hoy en esta capital a Federica Mogherini, alta representante de la Unión Europea para los Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y vicepresidenta de la Comisión Europea, en un encuentro previo a la sesión de trabajo bilateral que se dará el lunes.

El encuentro transcurrió en la sede del Minrex y es considerado parte del programa de conversaciones oficiales con autoridades cubanas, entre otras actividades que sostendrá la jefa de la diplomacia europea, quien llegó a La Habana el viernes pasado.

Mogherini, de nacionalidad italiana, preside la delegación al Segundo Consejo Conjunto Cuba-Unión Europea, previsto para este lunes en La Habana, encabezado también por Rodríguez Parrilla.

En varias ocasiones Mogherini ha visitado el país caribeño y en mayo pasado se pronunció en Bruselas, en reunión con el canciller cubano, por la necesidad de suspender el Título III de la Ley Helms-Burton, que intensifica el bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba.

En una de ellas, en marzo de 2016, la representante de los asuntos exteriores del bloque europeo estuvo en La Habana para anunciar el fin del proceso de normalización de las relaciones entre la UE y Cuba e incluso proponer una nueva etapa de cooperación, en lo cual trabaja desde entonces.

La primera reunión del Comité Conjunto entre Cuba y la Unión Europea, que asiste al Consejo en el cumplimiento de sus funciones y obligaciones, sesionó este sábado en la capital de la isla.

“El trabajo de este Comité Conjunto ha demostrado que son más los elementos que nos unen que los que nos separan. Se ha evidenciado la relevancia de este mecanismo. Seguiremos trabajando con respeto, confianza, transparencia y cooperación”, manifestó el Minrex en su cuenta en Twiter.

Como parte de sus actividades, Mogherini recorrió hoy el antiguo Convento de Santa Clara, ubicado en el centro histórico de la ciudad, en La Habana Vieja, junto al historiador de La Habana, Eusebio Leal Spengler, quien le brindó una detallada explicación sobre las obras de rehabilitación del vetusto Monasterio, fundado en 1603.

En presencia de Katerin Muller-Marín, representante de la Unesco en Cuba, Mogherini conoció sobre el proceso de reconstrucción, con el financiamiento de la UE, del Convento de Santa Clara, el cual se convertirá en centro para la formación de las artes y los oficios de restauración, para alumnos cubanos y de otros países del Caribe, incluido Puerto Rico.

Cuba y la Unión Europea (UE) celebraron la semana pasada un Comité Conjunto en el que evaluaron el desarrollo los diálogos políticos y de cooperación, así como la ratificación de los estados miembros del bloque comunitario del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación suscrito en 2016. La reunión fue una preparatoria para la visita de Mogherini.

El Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación suscrito en 2016 puso fin a dos décadas de tensiones entre Bruselas y La Habana en la que predominó la política europea denominada “Posición Común”, que supeditaba los avances en la relación a cambios en la política cubana sobre derechos humanos.


💬Ver 0 comentarios