(horizontal-x3)
El gobierno trata de poner limitaciones a las tarifas del transporte privado a los pasajeros. (EFE)

La Habana - El Gobierno cubano aumentará la red pública de transporte de La Habana con 400 nuevos microbuses y 90 autobuses, que comenzará su servicio en la capital cubana a partir de enero, para hacer frente a la escasez de taxistas privados que rechazan las nuevas normas que regulan su trabajo.

Actualmente en la capital cubana circulan 700 vehículos en la red de transporte público, para una ciudad de más de dos millones de habitantes, en la que más de la mitad de la población usa el transporte a diario, aseguró el ministro de Transporte Adel Yzquierdo en el popular programa “Mesa Redonda”. 

El gobierno trata de poner limitaciones a las tarifas del transporte privado a los pasajeros, algo que ha generado el malestar de ese sector, a pesar que el Estado a cambio se comprometió a subsidiarles el precio de la compra de combustible y ofrecerles el acceso a piezas de recambio.

Pero los taxistas lo consideran insuficiente y señalan que sus ganancias se verán reducidas porque las autoridades cubanas son las que establecerán los precios y las rutas que tienen que hacer.

Los taxistas privados, conocidos popularmente como boteros, antes trabajaban sin ningún tipo de restricción ni regulaciones, algo inusual en los países organizados, y ahora tendrán que hacerlo bajo categorías predeterminadas como taxi libre, cubriendo rutas o de tipo clásico, estos últimos son los preferidos por los turistas.

Una de las primeras medidas que tomó el Estado en su ofensiva contra los taxistas privados fue inspecciones técnicas de los vehículos más rigurosas, lo que significó que solo las superasen el 32 por ciento de los vehículos que se presentaron a la primera prueba técnica, aunque en sucesivos exámenes lograron pasarlo el 60 por ciento.

Por deficiencias técnicas, en los últimos meses se retiró la licencia a más de 2,000 transportistas, lo que implicó ver calles desiertas de taxis en las horas punta en la que los habaneros se desplazan al trabajo o a los centros de estudios.

La comparecencia en la televisión estatal del responsable de la cartera de Transporte, se produce precisamente en un momento en el que el transporte de pasajeros en La Habana vive una situación crítica con muchos menos taxis circulando por las principales calles, desde que el pasado octubre comenzaron estas medidas de manera “experimental” y que este viernes entrarán en vigor ya de manera oficial.

Además de las medidas que afectan al transporte, este viernes entrarán en vigor varias normas que afectan al sector privado. Las relativas al sector servicios, como restaurantes y alojamientos finalmente se aplicarán de manera más suave a su planteamiento inicial, ante las protestas que generaron en los debates previos con el pequeño empresariado.

Finalmente los restaurantes privados no tendrá un límite de sillas, en un inicio se querían que fuesen solo 50 y ahora será en proporción al espacio del local, y por otro lado no se limitará a un licencia por persona.


💬Ver 0 comentarios