Propaganda política de las primarias en Florida. (CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH)

Miami - Los centros de votación en Florida abrieron este martes como la última oportunidad para escoger a los candidatos que competirán por puestos locales, estatales y federales el próximo 3 de noviembre, cuando también se elige al presidente de la nación.

De 7:00 de la mañana a 7:00 de la noche, hora local, podrán votar en persona aquellos que no lo han hecho ya anticipadamente o por correo, opciones a las que debido a la COVID-19 ha recurrido más personas que en anteriores elecciones.

En juego hay puestos que van desde alguacil de un condado hasta representante en la cámara baja del Congreso en Washington, pasando por jueces y fiscales generales de un distrito, comisionados (concejales) y alcaldes, entre otros.

Algunas de las votaciones están reservadas solo a electores registrados como demócratas o republicanos y otras están abiertas para todos los inscritos como electores.

A tenor de lo que ha sido el voto por correo y anticipado se espera una participación superior a lo habitual en unas primarias.

Creo que tendremos más de un 25 % de participación, que sería el más alto para una primaria en agosto”, dijo al canal Local 10 el supervisor de elecciones del condado Broward (sureste de Florida), Pete Antonacci.

Debido al nuevo coronavirus, que ha golpeado mucho a Florida, hoy en día el segundo estado en número de casos, con más de 573,000 desde el 1 de marzo, el voto por correo ha experimentado una subida importante respecto a otras elecciones.

Existen dos formas: enviarlo como una carta cualquiera o depositar el voto por correo en persona en determinados puntos, lo que es considerada la opción más segura debido a los problemas del Servicio Postal por recortes de personal y recursos.

Hasta el lunes más de 2.1 millones de personas habían votado por correo, una opción que está disponible hasta las 7:00 de la noche de hoy, a la misma hora del cierre de los centro de votación.

En las primarias de 2016 menos de 1.3 millones de personas votaron por correo.

En estas primarias votaron anticipadamente casi medio millón de personas.

Los primeros resultados se conocerán alrededor de una hora después del cierre de las elecciones, pero dada la cantidad de votaciones distintas, algunas muy reñidas y con varios candidatos, no es seguro que se conozcan hoy todos lo ganadores.

Una de las votaciones que más interés despierta es la de la fiscalía estatal del condado de Miami-Dade, que tiene como contendientes a Katherine Fernández-Rundle, que lleva 27 años en el puesto, y a Melba Pearson, que ha trabajado con ella 16 años.

Pearson defiende una reforma de la policía para desterrar la brutalidad y el racismo, en la línea del movimiento surgido a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco, y Fernández-Rundle alega que para hacer los cambios necesarios en el estamento policial se necesita experiencia.

Además de por el COVID-19, estas primarias están marcadas por la recuperación del derecho al voto por parte de personas que fueron en su día condenadas a penas de prisión y las cumplieron.

Los floridanos decidieron en 2018 en las urnas reformar la constitución estatal para no seguir privando de ese derecho a los exconvictos y, después de muchos obstáculos legales y judiciales, algunos todavía sin resolver, finalmente muchas de esas personas van a poder votar en estas elecciones.