Silla en el Malecón de Guánica.
Silla en el Malecón de Guánica. (XAVIER GARCIA)

Si deseas visitar Guánica -o conocer sobre su historia y a su gente- has llegado al lugar correcto.

Con esta guía, que rescata nuestra cobertura como parte del proyecto Somos Puerto Rico, encontrarás todo lo que tienes que saber del pueblo de “Los jueyeros”.

Así que guarda bien este enlace para cuando te vayas de road trip y compártelo con tus familiares y amigos para que pasen unos días encantadores.

La historia

Guánica se emancipó de su pueblo vecino, Yauco, en 1914. Precisamente, el pasado marzo, conmemoraron los 107 años de haberse convertido en un municipio independiente.

Pero la historia de este pueblo comenzó cuando llegan los estadounidenses en 1898 y desembarcan por la bahía de Guánica. Un grupo de norteamericanos se interesó por establecer una central azucarera en la isla. Luego de analizar varios terrenos, eligieron al poblado de Ensenada e iniciaron la deforestación y construcción de la central azucarera y de la nueva comunidad.

La comunidad Ensenada se desarrolló a tal punto que tenía todo para lograr independizarse de Guánica, pero sus dos intentos para ser oficialmente un pueblo no prosperaron.

Lee más en: Una profesora de Historia explica por qué el barrio Ensenada quiso independizarse de Guánica

5 lugares para retratarte

Guánica tiene localidades espectacularmente perfectas para grabarlas con tecnología, tomarles fotos o hacerte un selfie.

Cinco de ellas son: Finca El Girasol, Silla en el Malecón, Fuerte Capron, Chimeneas de la central en Ensenada y el Bosque seco.

Playas

Este hermoso pueblo costero del suroeste de Puerto Rico cuenta con —no una, ni dos, ni tres, ni cuatro— 28 playas.

No en vano es una de las costas favoritas de los turistas y visitantes locales a la hora de disfrutar de la brisa, el sol y el olor del mar.

Desde la playa Tamarindo y Bahía Ballena hasta Cayos de Caña Gorda (Guilligan) y El Obispo, hay opciones para todos los gustos, pues aunque todas son hermosas, ofrecen notables contrastes para el tipo de experiencia que cada uno prefiera.

Por ejemplo, el Balneario de Caña Gorda es ideal para los pasadías familiares. Este cuenta con amplias facilidades de estacionamiento, gazebos, baños, duchas y cancha de baloncesto, brindando un espacio cómodo para diversas actividades, así como seguridad. Además, la playa - que está protegida por el Programa de Parques Federales bajo el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA)- es apta para todo tipo de bañistas, pues su oleaje es suave.

Conoce más: En Guánica hay playas para escoger y disfrutar de lo lindo

Fuerte Capron

Si vas a visitar el municipio no puede faltar una visita al Fuerte Capron, una de las estructuras emblemáticas de Guánica. La caminata puede durar entre 25 minutos hasta dos horas, dependiendo de la ruta y la condición física del visitante.

Existen dos posibles rutas: la caminata más cómoda es de unos 30 minutos, por la carretera PR-333, pero entrando por el Bosque Seco de Guánica, en el barrio La Luna se puede llegar en dos horas.

Originalmente, la estructura fue construida en madera por los españoles en el siglo XVI. A finales del siglo XIX, los estadounidenses la reconstruyeron en piedra. La edificación fue bautizada en honor al capitán Allyn K. Capron, primer militar que murió en la Guerra Hispanoamericana en Cuba.

Emblemático parador

A casi un siglo de su construcción, el parador Guánica 1929 no solo se mantiene como un símbolo de la época dorada de la desaparecida central azucarera en el barrio Ensenada, sino como signo de la fortaleza de los guaniqueños, tras los sismos que sacudieron el pueblo en el 2020.

Originalmente, el parador se conoció como el Hotel Americano. Fue renovado a su actual estructura en el año 1929 con la arquitectura clásica de la época. Se inauguró a principios del siglo 20 para servir a la recién establecida central azucarera de Guánica, como una de las primeras hospederías en la isla establecidas bajo el nuevo gobierno. El entonces presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt, se hospedó en las facilidades en 1906.

Guánica 1929 cuenta con 27 habitaciones. Combina una decoración sencilla y pintoresca, y tiene piscina, estacionamiento, internet y restaurante.

Lea más: El parador Guánica 1929 es un símbolo de la fortaleza de los guaniqueños

Asimismo, El Museo de Arte e Historia de Guánica es la construcción más importante de este municipio en cuanto a sus valores estéticos generales e históricos.

El edificio, diseñado por el yaucano Tomás Olivari Santoni, fungió como casa alcaldía desde su construcción en 1921 hasta 2006. Sus doce columnas, que representan el cognomento de Guánica como “Pueblo de las 12 calles”, han evidenciado la fortaleza de su construcción.

Como dato curioso, mientras fungió como alcaldía, la edificación también sirvió como salón de actividades para la celebración de grandes bailes y fue utilizada como cárcel, ya que allí se encontraba la corte en la que se celebraban juicios mensualmente.

La Antigua Alcaldía, es hoy día el Museo de Arte e Historia de Guánica Don Pedro Juan Vargas.
La Antigua Alcaldía, es hoy día el Museo de Arte e Historia de Guánica Don Pedro Juan Vargas. (Xavier García)

Conoce más: La antigua alcaldía de Guánica es un ejemplo de elegancia y fortaleza

Visita el malecón

El paisaje multicolor del malecón de Guánica está en proceso de recuperar todo su esplendor. El impacto negativo que causaron los sismos ocurridos a inicios de 2020, al que se sumó el cierre obligatorio por la pandemia del COVID-19, no han permitido el restablecimiento de muchos de los locales, especialmente restaurantes, que una vez dieron vida a esa zona turística.

La zona aún se recupera del impacto de los sismos ocurridos a inicios de 2020, pero los propietarios de los establecimientos Trasiego Seafood Restaurant, Al Son de Carol y El Quisqueyano trabajan juntos para devolverle el sabor a la distintiva área costera de Guánica, conocida como el “Pueblo de la amistad”.

Date la vuelta y apoya a los comerciantes locales.

Lee: Regresa el sabor al malecón de Guánica

Flora y fauna

Otro de los atractivos es el Bosque Estatal de Guánica, la casa de animales como las auras tiñosas, los pájaros carpinteros, turpiales y reinitas mariposera.

Además, podrás encontrar árboles espinosos y distintas variedades de cactus y suculentas.

Lee la crónica: “El Bosque Estatal de Guánica alberga asombrosas criaturas”

Sabrosura en Playa Santa

Umami es un término japonés que en español significa “sabroso” o “delicia”. Por eso, no es de extrañar que al entrar al salón del restaurante que lleva ese nombre, ubicado a la entrada de Playa Santa, las sensaciones se activen.

Con un menú especializado en comida criolla fresca, Umami Restaurant es el sueño hecho realidad de Félix Manuel López Irizarry y su esposa Heidy Martínez Otero, quienes siempre desearon deleitar los paladares con el gusto de la hermosa costa guaniqueña.

¡Date la vuelta!

Arrecifes

La disminución de construcciones en el litoral de Guánica ha abonado a que sus arrecifes de coral muestren una significativa recuperación, en comparación con otras zonas costeras de la isla.

Para Pedro Padilla, buzo profesional y propietario de Island Scuba Puerto Rico, es una buena noticia ver cómo los arrecifes de coral en este pueblo -que ha sido fuertemente impactado por huracanes y terremotos- han recuperado su colorido aspecto.

Padilla organiza expediciones para admirar la belleza submarina, e incluso, la oportunidad de nadar con tiburones. Esta experiencia de buceo dura entre 40 a 45 minutos.

También puedes leer: La merma en proyectos de construcción en las costas fomenta la recuperación de los arrecifes de coral en Guánica

Hacienda Santa Rita

Las Hermanas Dominicas de Nuestra Señora del Rosario de Fátima son las custodias del la histórica Hacienda Santa Rita, su monasterio.

La Casa Madre data de hace más de 250 años. La familia corsa Mariani ocupó la vieja casona durante el tiempo de la Guerra Hispanoamericana. Luego, fue ocupada por las tropas españolas y, más adelante, por las estadounidenses.

En 1901, pasó a ser propiedad de la Guánica Central, siendo utilizada para oficinas y salas de reuniones de los administradores de la central azucarera.

En 1953, la hermana fundadora de la congregación, la fallecida madre Dominga Guzmán, adquirió temporalmente la antigua hacienda, pero no fue hasta 1962 que la congregación logró comprar la propiedad.

Lee más: Las Hermanas Dominicas se enfocan en reconstruir su monasterio, la Hacienda Santa Rita

Su gente

Las guaniqueñas y guaniqueños son el corazón y la cara de su pueblo. A continuación, algunos de sus rostros y sus historias:

El veterano artesano Wilzen “Cuco” Pérez González, quien se ha dedicado al oficio por más de 40 años.

Lee - Wilzen “Cuco” Pérez: sus Reyes Magos viajan en carruaje

Pedro Dominici es un joven timbalero de Guánica.

Con 20 años, este estudiante del Conservatorio de Música de Puerto Rico se ha destacado por su pasión artística.

También puedes conocer sobre la historia de don Papo, quien junto a su familia, son pescadores que se entregan al mar en Guánica.

Mientras, Hediberto Vargas narra su apasionada historia como pelotero de Guánica.

Tampoco te pierdas:

Lee más:

- Opinión | Empoderamiento en Arenas en Guánica

- Se necesitan manos para el cultivo de girasoles en Guánica

- El sapo concho libra una feroz batalla para sobrevivir

💬Ver comentarios