Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Marcus Fillyaw, Joseph Soto y Angel Matías en una práctica reciente de la Selección. (Archivo / GFR Media) (horizontal-x3)
Marcus Fillyaw, Joseph Soto y Angel Matías en una práctica reciente de la Selección. (Archivo / GFR Media)

El primer partido de Puerto Rico correspondiente a las ventanas clasificatorias al Mundial de Baloncesto 2019 en China, que debía celebrarse en el coliseo Roberto Clemente el próximo 23 de noviembre, fue relocalizado para jugarse el mismo Día de Acción de Gracias, pero en el CFE Arena de la Universidad Central de Florida en la ciudad de Orlando.

Orlando fue una de las sedes alternas que comenzaron a sonar para acoger el partido, luego de que el paso del huracán María por la isla causara una devastación total y afectara también el coliseo Roberto Clemente, donde los boricuas debían recibir a la selección de Estados Unidos.

De esta manera, aunque el partido no podrá efectuarse en la isla como previsto, la Selección de Puerto Rico podrá contar con una amplia base de fanáticos puertorriqueños residentes en dicha ciudad floridana.

El partido en cuestión será el primero del nuevo formato de clasificación que diseñó FIBA de cara al Mundial que se jugará en China en el otoño de 2019.

Los interesados en adquirir boletos para el partido en Orlando podrán comprarlos a través de www.ticketmaster.com a partir de este lunes, 23 de octubre.

“La realidad es que tras el impacto y daño que nos dejó el paso del huracán María por la isla, celebrar el juego en Puerto Rico sería un gran reto por las limitaciones con las que contamos. Por eso, buscamos otras alternativas para poder celebrar este juego entre ambas selecciones y nos surgió la oportunidad de realizarlo en la ciudad de Orlando, en donde existe una gran población puertorriqueña que sabemos disfrutará de este grandioso encuentro y de todos esos puertorriqueños que deseen viajar a ver a su equipo enfrentarse a uno de sus eternos rivales”, expresó el licenciado Yum Ramos, presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, por medio de un comunicado de prensa.

Por su parte, el técnico nacional, Eddie Casiano, indicó que: “necesitamos todos poner de nuestra parte para reconstruir a Puerto Rico y una parte esencial es que se levante el deporte. Tanto este servidor, como mi cuerpo técnico y los jugadores, tenemos un compromiso real con el país y por eso necesitamos el apoyo de todos ustedes en estos momentos tan difíciles que vivimos. Tenemos un compromiso genuino y serio de prepararnos para esta primera ventana de clasificación de FIBA que se va a jugar fuera del país por las razones obvias del huracán María”.

"Nosotros quisiéramos que el juego fuera ante nuestros fanáticos y en nuestra gallera, y contar con el calor de nuestra fanaticada aquí, pero creo que en Orlando podemos contar también con el apoyo de todos los puertorriqueños que residen allá y llevarle alegría y esperanza a ellos también”, agregó el técnico.

Se informó, además, que el 20% de las ganancias netas del partido serán donadas a Unidos por Puerto Rico, como una aportación de parte de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico a la recuperación del país.


💬Ver 0 comentarios