Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

NOTA DEL EDITOR:   Sexto de una serie de análisis de los equipos del BSN para la temporada 2016

MANATÍ. – Ya no se trata de una estadía temporal ni de un experimento. La existencia de los Atenienses de Manatí en el BSN es real y su apoderado Felo Rivera luce más comprometido en subir el nivel del espectáculo en la temporada que se avecina con el propósito de colarse en el ‘final four’ del torneo.

“Este año es bien diferente. El pasado año no sabía cómo la fanaticada iba a reaccionar y fui conservador en la calidad de los refuerzos”, dijo Rivera. “Este año ya estamos aquí permanentemente y hemos visto el apoyo de la gente, y presentaremos refuerzos de más calidad para tener un mejor torneo”, agregó el apoderado.

En el 2015,  Rivera mudó a los Piratas de Quebradillas a Manatí al alegar el poco respaldo de la fanaticada pirata. Fue así que el BSN debutó en Manatí.  Los Atenienses jugaron para 25-19   y ocuparon el cuarto lugar. Y en los cuartos de final, cayeron en seis partidos frente a Bayamón.

Rivera salió satisfecho con el resultado final de la campaña, incluyendo el respaldo de $200,000 del Municipio, y solicitó la permanencia de la franquicia en Manatí. La petición fue apobada por la junta de directores y Rivera ahora aspira a dar un paso adicional en la postemporada.

Uno de sus movimientos para esta temporada fue la contratación del español Paco Olmos en la dirección técnica para reemplazar a Leonel Arill. Olmos arrancará la temporada con los Atenienses al acordar recientemente su salida de la liga mexicana. Olmos irá a su cuarta campaña en el BSN, luego de tres torneos con los Cangrejeros de Santurce.

Manatí presenta pocos cambios en su plantel. Sí empezará la temporada con algunas ausencias. John Holland luce inclinado a debutar en el BSN, pero está participando en la Liga de Desarrollo de la NBA (D-League) y se reportaría en abril. Mientras, el armador Joseph Soto, una de las revelaciones en la pasada postemporada, milita con los Soles de Mexicali en México y también llegará más tarde en la fase regular. “Son  piezas importantes que no estarán aquí desde el principio”, reconoció Rivera.

Hay algunas caras veteranas que llegaron a Manatí para darle un poco de profundidad al talento nativo. Los experimentados Omar Alvarado y Ángelo Reyes fueron fichados en la agencia libre. Alvarado viene de una buena temporada en Coamo al acumular medias de 14.8 puntos y 3.5 asistencias. En Manatí estará desempeñándose en las posiciones de armador y escolta. “Por el momento, tengo solo a Jonathan García como armador y sé que Omar puede ayudarlo. Omar ha jugado como armador en esta liga y tiene la experiencia para hacerlo bien”, dijo Rivera.

Reyes, en tanto, militó con los Piratas, antes de ser dejado en libertad y firmar con Guayama.  El delantero Nathan Peavy también llegó a Manatí, cuando lleva tres años sin jugar debido a dos cirugías en la rodilla derecha y a una fractura en el fémur. Peavy continúa cumpliendo con un proceso de fortalecimiento de la rodilla. “Peavy viene de una lesión seria y no creo que lo vayamos a tirar muy temprano en el torneo. Cada vez está haciendo más cosas, pero no sabemos cuándo va a estar jugando”.

Ricky Sánchez, Jonathan García, Ricardo Meléndez y Alexis Colón  repiten en el elenco. El veterano Carmelo Lee fue dejado libre.  Sánchez acordó el miércoles su salida del club Manresa de España y estará desde el principio.  García, por su lado, arrancará la temporada como el armador titular con la ayuda de Alvarado. “Siempre estamos listos para el reto que tengamos de frente. Creo que vamos a tener un buen personal cuando llegue Ricky y Holland. Vamos a estar bien”, dijo García.

Meléndez y Colón son jugadores suplentes en el perímetro que le brindan ofensiva y defensa, respectivamente, al conjunto. Esto dejará a los tres refuerzos como los responsables de llevar el mayor peso ofensivo.

El panameño Gary Forbes será el alero; Landon Milbourne el delantero fuerte y Arnett Moultrie el pívot. Todos debutarán en la liga.

Forbes es una cara conocida porque jugó en la NBA con Denver y Toronto, y también militó con la selección de Panamá. Lleva un año sin jugar debido a una cirugía en una rodilla. Busca caer en condición de juego.

Moultrie, igualmente, cuenta con experiencia en la NBA, al tiempo que Milbourne ha jugado en España, Italia y Grecia.

“Nuestra arrancada va a depender de la actuación de los refuerzos. Necesitamos que ellos jueguen bien para estar en competencia Gary y Moultrie están cayendo en tiempo, y Milbourne está en excelente condición”, dijo Rivera.

“Y ese corillo de Jonathan, Ángelo, Alexis, Ricardo Meléndez y Omar siempre me juegan bien. Siempre responden y compiten con los demás equipos de la liga. Y ahora con la llegada de Ricky tendremos más profundidad en el banco. Mi expectativa es estar en los últimos cuatro equipos del torneo. Si llegamos a las semifinales es un éxito. Luego es cuestión de pareos en esa fase del torneo”.