Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El cidreño José Pedraza solo tuvo un combate en el 2017 a principios de año, cuando perdió el invicto y el título ante Gervonta ‘Tank’ Davis. (horizontal-x3)
El cidreño José Pedraza solo tuvo un combate en el 2017 a principios de año, cuando perdió el invicto y el título ante Gervonta ‘Tank’ Davis. (Archivo / GFR Media)

Al inicio de su carrera profesional, José ‘Sniper’ Pedraza pensó que su carrera sería bien manejada al contar con tres promotores.

Pero no ha sido así. El púgil cidreño ha visto que su carrera deportiva se ha estancado de tal manera, que durante los últimos dos años solo ha peleado en igual cantidad de ocasiones y con peleadores casi desconocidos.

Esta situación le ha causado mucha frustración. Tanta que, aunque todavía no ha iniciado conversaciones con otras personas, no ve la hora en que su contrato con Lou DiBella, Gary Shaw y Javier Bustillo expire este próximo mes de enero para comenzar a buscar un nuevo representante que le dé un nuevo impulso a su carrera.

“No pudimos lograr unos acuerdos con la casa promotora para que me pusieran a pelear. Decidimos esperar a que finalizara el contrato, que se acaba ahora en enero”, explicó el boxeador, quien no ve acción desde enero pasado.

“Simplemente, no llegamos a un acuerdo. Los promotores siempre velan para su lado. Económicamente, no llegamos a unos acuerdos. Ellos me mencionaban boxeadores para pelear, no se llegaban a unos acuerdos económicos, no llegábamos a unos acuerdos con las bolsas y ellos decidían no ponerme a pelear”, agregó el peleador de 28 años.

La última pelea de Pedraza fue el 14 de enero de 2017, cuando perdió su invicto y su título junior ligero (130 libras) de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) por la vía de un nocaut técnico en el séptimo asalto ante el también invicto Gervonta ‘Tank’ Davis.

Antes de esto, se enfrentó a Stephen Smith (16 de abril de 2016) y Edner Cherry (3 de octubre de 2015). Ante ambos defendió su título de las 130.

Muchos conflictos

El púgil (22-1, 12 KO’s) explicó que uno de los problemas que enfrentó fue que -en ocasiones- cuando sus promotores tenían carteleras en meses corridos o durante el mismo mes, solían dejarlo fuera de alguna de ellas o de todas. Otras veces, le decían que iba a pelear para una fecha y después se la cambiaban, lo que afectaba su patrón de entrenamiento.

Además, sostuvo que no fue tratado como un “buen prospecto”, aunque agradeció que durante los primeros dos años llegó a enfrentarse a 11 peleadores.

“A uno le venden villas y castillas, y de repente no es lo que ellos te dicen. Por ejemplo, te dicen: ‘Vamos a echar pa’ lante. Te vamos hacer campeón este año’. Y de repente, no. En dos años más. Te prometen cosas y no cumplen”, declaró a El Nuevo Día.

Asimismo, lamentó que las negociaciones de las peleas no se condujeran de una manera profesional, sino que se hacían por mensajes de texto, y que se tardaran en contestar. “Además, dejaban todo para lo último. Nosotros nos quejamos de los puertorriqueños que dejamos todo para lo último, pero ellos son peores”, esbozó Pedraza.

“Yo quería enfrentarme con campeones”, continuó.

Pedraza, quien fue miembro del equipo que representó a Puerto Rico en las Olimpiadas de Pekín en 2008 y subcampeón mundial aficionado en Milán 2009, también lamentó que no pudiera pelear con boxeadores de renombre o con campeones que le hubieran podido dar un impulso a su carrera.

“Siempre me enfrenté a retadores mandatarios, como Stephen Smith. Otro fue Edner Cherry, que no era contendiente. Sí era excelente, buenísimo… Pero yo no ganaba nada con pelear con ellos dos. Simplemente eran peleas para defender (su título de las 130 de la FIB). Con Davis no ganaba nada, al contrario, perdía todo. Como sucedió. No fueron peleas bien cuadradas. Mi carrera no fue bien llevada”, puntualizó el boxeador, que comenzará a entrenar de lleno a partir de mañana, lunes, de cara a lo que espera sea su nueva etapa.


💬Ver 0 comentarios