Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El puertorriqueño Jeyvier Cintrón viajará a Japón el 22 de diciembre. (GFR Media)
El puertorriqueño Jeyvier Cintrón viajará a Japón el 22 de diciembre. (GFR Media)

Esta próxima despedida de año va a ser algo inusual para el boxeador boricua Jeyvier Cintrón, pues no estará junto a su familia para celebrar tan importante fecha.

Este 31 de diciembre, en el Ota-City General Gymnasium, se encontrará en Japón para medirse ante el campeón supermosca (115 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el nipón Kazuto Ioka. Este combate es todo un reto para el dos veces olímpico boricua, que sabe que para obtener ese cinturón en casa ajena deberá ganar de manera convincente.

“Esta es la pelea de mi vida, y fuera del país. Tenemos que dejarnos sentir allá. Es en su casa, tenemos —prácticamente— todos los muñequitos en contra, pero estamos trabajando para eso”, expresó Cintrón a El Nuevo Día.

Cintrón viene de derrotar a otro japonés, Koki Eto, a quien venció por decisión unánime en su segunda pelea eliminatoria por el título mundial que posee Ioka. La primera reyerta entre ellos  terminó en un “no contest”, luego de que se determinara que el derribo del boricua fue provocado por un cabezazo del peleador oriental.

A su vez, hay que destacar que Ioka (24-2, 14 KO’s) es el primer japonés en ser campeón en cuatro divisiones: 105, 108, 112 y 115 libras.

En busca de resistencia

Cintrón (11-0, 5 KO’s) compartió que para este campamento se ha enfocado en la resistencia. “Esa va a ser la clave”, dijo el púgil rumbo a su primer combate a 12 asaltos. “Sabemos que nosotros tenemos mejor estilo de boxeo que él, soy un peleador incómodo. Tampoco me voy a enfocar en un estilo porque ponle que me prepare con un estilo, y el día de la pelea me venga con otro y yo me vuelva un ‘ocho’”, explicó Cintrón.

Cintrón no ha querido prestarle mucha atención a las apuestas y a los comentarios de varios conocedores que apuntan a que el japonés saldrá con la victoria. Mientras eso sucede, él prefiere enfocarse en su habilidades y su experiencia. “Si Dios lo permite, el 31 de diciembre Puerto Rico tendrá un nuevo campeón. Siempre voy positivo, nunca pienso en perder”.

El bayamonés, a su vez,  entiende que sus últimas dos peleas ante Eto lo prepararon para su próxima reyerta, a la vez que dijo que  no irá a buscar un nocaut ante Ioka. “El nocaut es como un jonrón. El bateador se para en el plato, y él no busca el jonrón. La sacó y ya. Pues así es el boxeo. No planeas el nocaut, eso llega solo”.

Navidades fuera de Puerto Rico

Cintrón saldrá hacia Japón el 22 de diciembre. Esto, reconoció, era una de las partes más difíciles porque serían sus primeras Navidades fuera de la isla. “Uff, fuerte. Son mis primeras Navidades fuera de Puerto Rico, sin la familia, sin nada. Pasando hambre, dieta. No hay lechón que valga. Pero estoy enfocado porque es un pez gordo con el que voy a pelear porque el es bien conocido allá ya que ningún peleador allá ha sido campeón en cuatro divisiones”, dijo.