Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El municipio de Trujillo Alto celebró los logros y la trayectoria de los jóvenes jinetes José e Iriad Ortiz

Trujillo Alto - Los hermanos jinetes José Luis e Irad Ortiz fueron reconocidos esta tarde por el alcalde del Municipio de Trujillo Alto, José Luiz Cruz Cruz, y por el pueblo que les vio nacer de una familia hípica en el barrio La Gloria para convertirse en lo que son hoy: dos de los jinetes más dominantes en la hípica de Norteamérica.

El reconocimientoen honor a los hijos de doña Vilma Morales y don Irad Ortiz, padre, se realizó mediante una resolución firmada esta tarde para constatar el orgullo que ambos representan para Trujillo Alto y para Puerto Rico.

Además, se reconocieron las cualidades que poseen ambos, como “tenacidad, esfuerzo y dedicación”, que sirven de ejemplo para la juventud trujillana. 

“Tenemos bien claro de dónde venimos. Estamos orgullos de ser trujillanos y puertorriqueños”, dijo José Luis en el reconocimiento celebrado en la Asamblea Municipal que reconoció el año pasado a los Díaz, otra familia hípica del barrio La Gloia, incluyendo a Héctor Díaz, hijo, quien fue candidato para el premio Eclipse Aprendiz en el 2017.

José Luis, de 24 años, fue reconocido el mes pasado como el Jinete de Primera más destacado de la hípica 2017 de Norteamérica en los premios Eclipse, mientras que Irad, de 25 años, fue el jinete más ganador de la hípica de Norteamérica en el 2017.

Sumadas las montas de los hermanos estudiantes de la escuela elemental e intermedia Rafael Cordero de La Gloria, los Ortiz acumularon cerca de $50 millones en ganancias por sus montas. Mayormente montaron en el circuito de Nueva York que componen los hipódromos Saratoga, Aqueduct y Belmont.

José Luis también se anotó, en el 2017, una victoria en el Belmont Stakes, la carrera más larga de la Triple Corona. Irad, por su parte, ganó el Clásico del Caribe 2018 y otras dos pruebas de ese día de carreras que, por primera ocasión, se celebró en el hipódromo Gulfstream Park de Miami.

Los Ortiz, quienes están montando en el hipódromo Gulfstream Park de Miami, tuvieron hoy un regreso de gloria a su pueblo tras los reconocimientos que sumaron en el 2017 en la hípica estadounidense y del Caribe.

“Ha sido distinto este regreso por el reconocimiento. El reconocimiento es diferente y es algo que no habíamos obtenido. La gente en el pueblo nos ha tratado todo igual”, dijo Irad en compañía de Cruz Cruz.

Entre los presentes en el reconocimiento estuvieron Ana Velázquez, la directora de la escuela Vocacional Hípica de Puerto Rico Agustín Delgado Reverón, institución de la cual José Luis e Irad son egresados. También dijeron presente el presidente de la Asociación de Jinetes de Puerto Rico, Alberto Ojeda, el presidente del hipódromo Camarero, Ervin Rodríguez Vélez, y dos de los coordinadores del reconocimiento, Daniel Resto y Peter Rivera. 

José Luis e Irad compartieron con la gente de Trujillo Alto y del barrio La Gloria durante la mañana de hoy, y antes de comenzar el reconocimiento participaron de un jugada de gallos en el municipio.

Los hermanos regresan mañana, martes, a Miami para continuar las montas en el Gulfstream Park, en donde José Luis está de líder en porcentaje de victorias por montas (22 por ciento) y en donde Irad está cuarto en victorias logradas. Y en abril viajarán a Nueva York, en donde fueron la “sensación” en el 2017.

“Esperemos que Dios nos siga dando salud para seguir trayendo éxitos a Puerto Rico”, dijo José Luis, quien este año sufrió una caída en Miami.


💬Ver 0 comentarios