Destinee Hooker (19) junto a las Sanjuaneras de la Capital.
Destinee Hooker (19) junto a las Sanjuaneras de la Capital. (Suministrada)

El juez del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, Anthony Cuevas, desestimó el miércoles la demanda de las Sanjuaneras de la Capital de la Liga de Voleibol Superior Femenino contra la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV) en el caso de la refuerzo Destinee Hooker-Washington.

En una resolución de 27 páginas, Cuevas declaró no ha lugar las mociones presentadas también contra el Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) por “falta de jurisdicción”.

El apoderado de las Sanjuaneras, Marcos Martínez, presentó la demanda previo a la final del torneo contra las Criollas de Caguas en busca de revertir las decisiones de la FPV y el Tribunal Apelativo y de Arbitraje Deportivo (TAAD) del Copur, que no permitieron el reemplazo de Hooker-Washington bajo el reglamento de la liga sobre lesiones.

Ambos organismos no catalogaron el embarazo de la jugadora como una lesión.

En la resolución, Cuevas entiende que tanto el director de torneo José “Picky” Servera como el presidente de la FPV, César Trabanco, hicieron una lectura correcta del reglamento, aunque la describe como “restrictiva”.

“Aunque entendiéramos que se trata de una interpretación restrictiva, no podemos concluir que se violentó el debido proceso de ley por no seguirse con lo establecido en la sección al no designarse el Facultativo Médico. El Facultativo Médico se encarga de determinar que la lesión cumple con lo que estos entienden es una lesión dentro del contexto deportivo. Al tratarse de un embarazo de alto riesgo, y esto no considerarse como una lesión dentro del contexto deportivo, no había lesión que el Facultativo Médico debía certificar”, lee la resolución.

Llamado a las federaciones

También, Cuevas hizo un llamado a que las federaciones sean más proactivas con el deporte femenino.

A pesar de todo lo anterior, nos parece importante expresar que las federaciones deportivas en Puerto Rico, en específico aquellas que tienen ligas de deportes femeninos, deben ser mucho más proactivas y sensibles. El deporte femenino es extremadamente importante en una sociedad. En cuanto a nuestro terruño, basta con estipular que, desde que Puerto Rico debutó en los Juegos Olímpicos en el 1948, las únicas medallas de oro que han paralizado nuestra Isla, ha sido gracias al esfuerzo, empeño y dedicación de mujeres. Las federaciones deben reconocer, al momento de redactar y aprobar los Reglamentos aplicables a los distintos torneos o ligas, que se trata del deporte femenino y tomar en cuenta las consideraciones que eso pueda conllevar. No solo eso, sino que debe existir un análisis de tales reglamentos con la ayuda de las mujeres que tanto han luchado para ver que sus ligas prosperen”, escribió Cuevas.

El pasado viernes, Cuevas escuchó a ambas partes durante la vista de urgencia celebrada por videoconferencia.

La franquicia de las Sanjuaneras y sus jugadoras fueron suspendidas por un año al no presentarse al primer juego de la final en Caguas el pasado 4 de septiembre en espera de que el caso se viera en los tribunales. Las Criollas, a su vez, fueron declaradas campeonas del torneo.

Esta semana, la FPV levantó la sanción a las atletas y entrenadoras del equipo de San Juan, pero mantuvo el castigo a la gerencia del equipo.

Reacciona la FPV

Horas después de la determinación, la FVP reaccionó complacida con la resolución en un comunicado de prensa y apunta a la posible revisión del reglamento para la temporada entrante.

“Estamos complacidos con la sentencia emitida. La misma avaló lo que fue siempre nuestra postura en el sentido de que no se violentó el debido proceso de ley y que se aplicó el reglamento según estaba aprobado. La Federación fue la primera en reconocer que el reglamento puede y debe ser revisado. Ese trabajo nos corresponde ahora a todos, incluyendo a los apoderados, con el insumo de otros sectores, en especial las jugadoras”, lee el comunicado.

“Debe quedar claro que nunca ha existido ánimo discriminatorio alguno. La Liga de Voleibol Femenina cuenta con una Apoderada, cuatro Gerentes Generales, una Directora de Anotadores y una Directora de Estadísticas. En la Liga de Voleibol Masculino hay así mismo una Apoderada. Además, en ambas ligas, LVSF y LVSM, hay árbitras. Aun así, seguiremos trabajando para mejorar nuestras políticas y procedimientos en pro del voleibol y sus atletas”, finaliza el escrito.

Lee la sentencia:

💬Ver comentarios