Lin-Manuel Miranda acudió hoy al MAC para entregar el equipo y dio un recorrido. (semisquare-x3)
Lin-Manuel Miranda acudió hoy al MAC para entregar el equipo, en la parte de atrás, y dio un recorrido. (Juan Luis Martínez)

El Museo de Arte Contemporáneo (MAC) podrá modernizar su plataforma de tecnología con el equipo donado hoy por el actor, dramaturgo y director Lin-Manuel Miranda y su padre, Luis Miranda, a nombre de toda la familia. 

Las computadoras y otros materiales que recibió el MAC están valorados en $65,000 y forman parte de una aportación ascendente a más de $260,000 que será distribuida en otros museos y organizaciones en la isla que no necesariamente trabajan con las artes.

“Esto son regalos que nos han hecho amigos allá en los Estados Unidos. Nosotros hemos estado bien envueltos, como ustedes saben, en toda la recuperación de Puerto Rico y continuamente alguien nos dice: queremos ayudar, cómo podemos ayudar”, explicó Miranda, padre. 

Además del MAC, otro museo que se beneficiará de la donación de equipo tecnológico es el Museo de Arte de Puerto Rico. El resto de la ayuda  será distribuida a Crearte, el Conservatorio de Música de Puerto Rico, la Red de Albergues, La Maraña, Ayuda Legal de Puerto Rico, San Antón Community Center, Armonía, la Colmena Cimarrona y la Hispanic Federation. 

Miranda dijo que en una visita anterior al MAC se había enterado de la necesidad que tenía de de modernizar el área tecnológica y por eso decidió darles la mano tan pronto supo de la disponibilidad del equipo. 

“Para nosotros, representa poner al día nuestra plataforma de sistemas que estaba totalmente obsoleta”, indicó Marianne Ramírez Aponte, directora del MAC.

La directora ejecutiva del museo, Marian Ramírez, junto a Lin-Manuel y Luis Miranda.
La directora ejecutiva del museo, Marian Ramírez, junto a Lin-Manuel y Luis Miranda.

Durante su visita al museo, el creador de “Hamilton” realizó un recorrido guiado a través de todas las salas de exhibición que incluyen arte contemporáneo pero también obras que datan de otras épocas y tanto unas como otras llamaron su atención. 

Lin-Manuel se detuvo a tomar fotografías de algunas, incluyendo la imponente obra “Tríptico de Maravilla”, de Nelson Samolín, centrada en los asesinatos de dos jóvenes independentistas el 25 de julio de 1978.

“El museo es increíble. Acuérdate, yo crecí en Nueva York. Para mí, esto es como el principio de mi educación con los artistas puertorriqueños. La exhibición de Antonio Martorell, superimpresionante. También ver esas piezas de los 50 y 60 en conversación con piezas modernas fue también superimpresionante”, sostuvo Lin-Manuel en conversación con El Nuevo Día. 

La visita del actor comenzó hoy más temprano almorzando con su padre en El Hipopótamo, lugar que Miranda, padre, solía visitar durante sus años de estudiante universitario. 

Esta tarde los Miranda llegarán hasta Plaza Las Américas, en Hato Rey, para inaugurar en el tercer nivel del centro comercial la tienda TeeRico, que ofrece una línea de artículos desarrollados por Lin Manuel que incluyen camisetas, pegatinas, libretas y otros objetos sobre Puerto Rico, sus exitosos musicales "In the Heights" y "Hamilton" y otros temas.

Mientras tanto, mañana el dramaturgo abrirá en el pueblo de Vega Alta una sala de exhibición donde el público podrá ver parte de la extensa memorabilia de su carrera artística, incluyendo varios de los premios más importantes que ha recibido hasta la fecha. 

“Esto es algo que a Lin-Manuel no le gusta hacer pero nosotros ignoramos su deseo y lo hicimos de todas maneras. Tenemos todos estos objetos que son como un ‘timeline’ de la carrera. Tenemos muchísimo material de él que la gente puede ir a ver”, comentó Luis. Por su parte, en tono jocoso, Lin-Manuel indicó: “no caben en mi casa”.


💬Ver 0 comentarios