(horizontal-x3)
Esta es la primera edición que se realiza de este feria urbana. ( [email protected])

Desde hace varias semanas el acontecer noticioso de Puerto Rico ha ido de vagón en vagón. Desde la acumulación de cadáveres en el Instituto de Ciencias Forenses (ICF), los salones propuestos por el Departamento de Educación (DE) y la aparición de toneladas de donaciones inutilizadas tras el paso del huracán María, el país ha ido vagando.

( [email protected])

Ante eso, quedan los artistas quienes, con creatividad, inteligencia y crítica, proponen nuevas miradas a la dura realidad que enfrenta el país. Así se reflejó este sábado en la primera edición de “Art Truck Expo 2018”, feria de arte independiente, organizado por Santurce es Ley en la calle Elisa Cerra, en Santurce.

El proyecto que inició a las 11:00 de la mañana y se extendería hasta la noche, reunió a seis artistas puertorriqueños quienes intervinieron seis vagones, que a su vez se abrieron y habilitaron como espacio de exhibición para las galerías de la zona. Los artistas Omar Banuchi, Lapstract, Elizabeth Barreto, Betsy Casañas, Bear Champ y Sergio Vázquez fueron los encargados de intervenir los camiones, propiedad de trabajadores de la zona, quienes los prestaron para el evento.

Alexis Bousquet, gestor de la actividad y quien es el curador y director de Santurce es Ley, explicó que este evento se comenzó a organizar hace varios meses para reactivar el trabajo artístico en la zona, el cual se detuvo tras el embate del huracán María. Comentó que desde la primera edición de Santurce es Ley, hace nueve años, se utilizaron vagones como galerías artísticas, lo que se ha repetido en otras ediciones. Este año, sin embargo, es la primera vez que se hace una actividad específica para este tipo de intervención, que sirve como antesala a Santurce es Ley 7, que se llevará a cabo en noviembre.

Alexis Bousquet, gestor del proyecto. ( [email protected])

“Básicamente son galerías rodantes y es un tipo de concepto que lo que queremos es que vengan al área de nuevo. Luego del huracán repensamos todo lo que es el proyecto y básicamente los artistas son el motor de esto, con o sin murales, y lo que queríamos era eso, demostrar esa energía, así como ayudar a varios espacios que luego del huracán María desparecieron por diferentes razones”, dijo.

( [email protected])

Pero más allá de ese propósito, la actividad se revistió de otro significado, luego de las controversias recientes surgidas alrededor de los vagones del ICF y del DE. Esto ha servido para que los artistas generen sus propias críticas e interpretaciones.

“Interesantemente, el concepto de los vagones en nuestra realidad actual como país ha sido plagado de engaños, desilusiones y dudas. Nuestras muertes a causa de María escondidos y negados en vagones, nuestras provisiones de ayuda olvidadas y escondidas en otros y nuestros niños y estudiantes aglomerados en vagones innecesarios. Da pena nuestra realidad, pero más pena da cómo nos conglomeran a olvidar y a no pensar dentro de una gran caja”, expuso Bousquet, quien señaló que esta actividad lo que pretende es “hacernos pensar más allá de un espacio confinado”.

“De una forma esta feria de arte independiente y de libre costo está diseñada para retomar un diálogo productivo hacia dónde podemos llegar si la comunidad y el arte van de la mano”, agregó.

Creatividad a granel

En la mañana, el ambiente en “Art Truck Expo 2018” comenzaba a tomar fuerza con los artistas dándole los últimos toques a sus piezas. Tal fue el caso de Betsy Casañas, quien trabajó una pieza sobre el empoderamiento de las mujeres y en contra de la violencia machista para levantar bandera sobre este mal que en Puerto Rico ha acabado con la vida de 25 mujeres en lo que va de año. Además del camión, la artista contó con una exhibición en el Instituto de Subcultura, la cual forma parte de un proyecto artístico internacional que ha titulado “Si no puedo bailar no me interesa tu revolución. Ni santa ni puta, solo mujer”.

La artista Betsy Casañas trabajando en su pieza. ( [email protected])

Otra artista que trabajó un tema feminista fue Elizabeth Barreto quien, inspirada en los tatuajes vintage, creó dos retratos con los que rinde homenaje a las mujeres revolucionarias, quienes se atreven a luchar contra la represión, la violencia institucional y el colonialismo. En uno de los retratos resalta el nombre de Nina Droz, quien fue sentenciada a tres años en prisión por los disturbios del primero de mayo del año pasado, y en otro, celebra la figura de la líder nacionalista Lolita Lebrón.

“Lo hice con el fin de resaltar la valentía de las mujeres luchadoras en Puerto Rico”, dijo. “Es una queja también al colonialismo, a las muertes tras el huracán María, una queja contra la deuda y una queja contra el sistema capitalista y cómo se ha aprovechado de la gente en una situación de desastre”, puntualizó.

Elizabeth Barreto posa junto a su obra. ( [email protected])

En las piezas de la feria, donde 100 artistas también exhibieron sus obras, se observaron principalmente críticas hacia el colonialismo y las secuelas del huracán María y un mensaje claro a favor de las mujeres y en contra de la violencia machista. Lo que resta ahora es esperar a que esta feria llegue a otros lugares del país, como desean los artistas y los organizadores del evento, quienes ven en estas galerías rodantes la oportunidad para abrir las puertas de la imaginación y pensar fuera del vagón.


💬Ver 0 comentarios