Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Eduardo Benson, Nina Coll y Zevio Schnitzer, tres vecinos de Santurce, adoptaron el proyecto Libros Libres con el propósito de compartir lecturas y llamar la atención sobre los espacios abandonados en su comunidad. (Xavier J. Araújo Berríos)

Un maestro de la escuela Central High, en Santurce, va caminando por  la avenida Ponce de León, cuando se detiene frente a la estructura abandonada del edificio #1404. Mira perplejo  y lee detenidamente un  letrero improvisado que funciona a manera de anuncio y provocación: “Libros Libres: Toma uno, deja uno, comparte mundos”.


💬Ver 0 comentarios