Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

En medio del misterio que ha rodeado su hospitalización en Puerto Rico, Guillermo Dávila amaneció hoy al lado de su esposa Laura Echevarría, quien viajó desde Miami ayer para acompañar al cantante venezolano en el Hospital Universitario de Centro Médico.

Fuentes de ELNUEVODIA.COM aseguran que el artista sí llegó a ser entubado. Sin embargo, su manejador Remil Renna dijo ayer a El Nacional que el intérprete ya se encuentra fuera de peligro y que supera satisfactoriamente la "pulmonía severa" que se le diagnosticó en San Juan.

“Cuando se le hicieron placas, se observó que sus pulmones estaban llenos de flema, por lo que prefirieron dejarlo internado. Lo dejaron en terapia intensiva”, sostuvo.

De hecho, según la versión del manejador, los doctores llegaron a pensar que tendrían que drenarle los pulmones al artista. Esto, sin embargo, no habría sido necesario luego de que Dávila respondiera positivamente a los antibióticos.

“Está estable. Ya está respirando por su propia cuenta. No hubo necesidad de intubarlo. Está presentando una gran mejoría”, aseguró.

Señaló que Guillermo Dávila ya “no está en estado crítico” y que incluso “está hablando y respirando sin problemas”.

Añadió que se espera que en las próximas horas den de alta al músico. Este tiene planes de regresar a Miami para completar su recuperación.

A pesar que Dávila dijo públicamente que había llegado enfermo a Puerto Rico, su manejador insistió en que la hospitalización del actor respondió al cambio de clima que enfrentó al pasar de ambientes con aire acondicionado al calor de la Isla.


💬Ver 0 comentarios