(horizontal-x3)
A través de su cuenta de Twitter, la actriz pidió pensamientos positivos el viernes pasado. (Archivo)

La actriz Johanna Rosaly se encontraba en la casa de su hijo, el director de cine, José Gilberto Molinari y su esposa Jazmín Caratini, en Los Ángeles, cuando se desató el terrible incendio que hizo desaparecer el 75% de su vecindario en Agoura Hills, al igual que ocurrió en otras zonas de ese territorio.

Tuvimos que huir del fuego a medianoche y nos refugiarnos en un hotel, donde permaneceremos por tiempo indefinido hasta que limpien las carreteras, se recupere la electricidad y el gas, y los bomberos den permiso”, comentó la primera actriz a El Nuevo Día.

No obstante, la casa del matrimonio, donde la intérprete se encontraba por el nacimiento de su segundo nieto hace dos meses se salvó de las infernales llamas.

La casa se salvó milagrosamente, sufrió daños menores”, dijo con alivio Johanna quien aún tiene viva la experiencia del huracán María en su mente.

Rosaly se une a un inmenso grupo de celebridades yfiguras del entretenimiento que han tenido que ser desalojados por el voraz incendio, considerado el más letal en la historia de California. A través de su cuenta de Twitter, la actriz pidió pensamientos positivos el viernes pasado.

Luego, se mantuvo actualizando en sus redes el estatus de su familia.

Hoy, la familia pasó un nuevo susto, pues cerca del hotel donde se refugian se desató un nuevo incendio. La actriz dio a conocer la información a través de Twitter, pero la situación fue controlada después de unas dos horas. 

"Aparentemente, Rocky Fire (nombre del nuevo fuego) está en control", tuiteó. 

Junto con otro incendio al norte de California, el denominado Woosley Fire, ha dejado desde el jueves a más de 200 desaparecidosy, al menos 31 muertos.

Según información del Departamento de Bomberos del Condado de Butte (Calfire), el incendio del norte bautizado como "Camp Fire", ha arrasado ya cerca de 45,000 hectáreas, 6,450 viviendas y 260 comercios.


💬Ver 0 comentarios