Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Lilliana irradiaba felicidad, pero no se quebró. Aprovechó su momento y le contó de su enfermedad, de cómo su música ha pasado a ser parte de su vida, inclusive la académica, pues todas sus tareas giran en torno a él. (David Villafañe)

Cuando se va a conocer a la persona que te inspira a vivir, hay que llegar temprano. Lilliana Pagán estuvo dos horas antes del encuentro, ningún imprevisto podía detener la emoción de poder estar frente a su artista preferido, Marc Anthony. Era una cita que esperó por años y finalmente se le cumpliría.


💬Ver 0 comentarios