Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Ingrid Casanova durante una participación músical junto a Jorge Laboy y su hija Isabella. (Archivo)
Ingrid Casanova durante una participación músical junto a Jorge Laboy y su hija Isabella. (Archivo)

De las vicisitudes nacen los procesos más puros y nobles dentro del ser humano y si van atados al amor incondicional de una madre, lo inimaginable se transforma en “una estrella”.