Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Gilberto Santa Rosa se presentó en el Beacon Theatre de Nueva York festejando sus 60 años con el concierto "Camínalo".
Gilberto Santa Rosa se presentó en el Beacon Theatre de Nueva York festejando sus 60 años con el concierto "Camínalo". (Suministrada)

Nueva York.- Para festejar sus 60 años, el cantante Gilberto Santa Rosa le apostó a una celebración en Nueva York con un concierto de más de dos horas en el que marcó su vida y su carrera artística. Es que el trabajo, cuando se quiere de verdad, puede ser también una fiesta.

El “Caballero de la Salsa” se presentó este domingo ante casa llena en el Beacon Theatre, un teatro en el Upper West Side de Manhattan.

Alrededor de las 7:20pm, Santa Rosa pisó el escenario y su público lo recibió con todos los vítores, aplausos y gritos. “Camínalo”, esa palabra tan icónica del vocabulario de su prolífica carrera, salió en una pantalla para subrayar la gira que lo trajo a Nueva York pero también la promesa musical de la velada.

Muchos se pararon a aplaudirle, otros no se demoraron en comenzar a rodar las cámaras de sus móviles y muchos le dieron la bienvenida a Santa Rosa bailando desde sus butacas o de pie. “Amor mío no te vayas”, “La agarro bajando” y “Conciencia” fueron los primeros temas de la noche que, desde su inicio, capturó al público a nivel musical y a través de las anécdotas y el humor que se hilvanaban entre segmentos.

“Gracias a los que están aquí. De verdad estoy contentísimo de volver y de tener este recibimiento. Es una cosa muy bonita que ustedes hayan decidido celebrar conmigo”, dijo al agradecer el cariño de la audiencia.

Gilberto Santa Rosa se presentó en el Beacon Theatre de Nueva York festejando sus 60 años con el concierto "Camínalo".
Gilberto Santa Rosa se presentó en el Beacon Theatre de Nueva York festejando sus 60 años con el concierto "Camínalo". (Suministrada)

El entusiasmo era tal que segmentos de la audiencia casi no lo dejaban hablar, “happy birthday”, le gritaban, y muchos de manera espontánea le empezaron a cantar cumpleaños feliz. Más adelante en la noche, su orquesta y el público le cantaron oficialmente ese cumpleaños.

Entre salsa y boleros, el concierto trajo una veintena de temas y éxitos como “Amor para la historia”, “Un montón de estrellas”, “Cartas sobre la mesa”, “Perdóname” y “Mentira”. Este espectáculo dejó claro el dominio escénico de Santa Rosa y su voz prístina al igual que la calidad de su magnífica orquesta, liderada por el maestro Georgie Torres. De inicio a fin, el concierto recordó que Santa Rosa no es únicamente una estrella puertorriqueña sino que es una estrella internacional.

Fueron muchas las canciones coreadas de inicio a fin, entre ellas un ‘medley’ de Omar Alfanno que incluyó “Me volvieron a hablar de ella” y temas como “Vivir sin ella”.

Los 60 años de Santa Rosa inspiraron una verdadera fiesta latinoamericana. “Ustedes saben que esta ciudad es muy especial. Aquí debe haber gente de Puerto Rico, de República Dominicana, de Panamá, de Colombia”, mencionó Santa Rosa provocando los gritos de los fanáticos de los respectivos países latinoamericanos que fue nombrando.

Nueva York es una ciudad emblemática en el trayecto musical del cantante y en la historia de la salsa. Después de todo, decir Nueva York es pensar, entre muchos símbolos, en La Fania. Santa Rosa recordó que a fines de los setenta tuvo su primera presentación en la ciudad donde más tarde, en el 1995, se presentaría en el Carnegie Hall.

El concierto en Nueva York trajo a un grupo de amigos y colegas que estaban entre la audiencia. Siguiendo las claves de su tradicional saludo a sus invitados, mientras el público coreaba “Mira quién llegó, quién está aquí, qué bueno que me vino a ver”, el cantante le dio la bienvenida soneando a Johnny “Dandy” Rodríguez, fundador de Típica 73; Tito Rodríguez, Jr., hijo del legendario Tito Rodríguez; el percusionista Víctor Junior Cruz; el conguero Luis Mangual; el cantante Ray de la Paz; y al timbalero Nicky Marrero, una de las estrellas de la Fania.

Uno de los momentos más electrificantes ocurrió cuando Santa Rosa invitó al escenario a Marrero a tocar los timbales. Poco después, la magnífica timbalera Lucero Bolaños y Marrero cautivaron al público tocando juntos.

Muchos se conmovieron ante la presencia del cuatro puertorriqueño, interpretado por la joven Fabiola Muñoz, en la canción “Isla del Encanto”. Paisajes de Puerto Rico se adueñaron de la pantalla provocando que varios se pusieran de pie y alguno se llevara las manos al rostro en señal de orgullo patrio.

Hacia el final de la noche la formalidad del Beacon quedó atrás y los pasillos del teatro se tornaron una pista de baile. Los éxitos “Que alguien me diga” y “Qué manera de quererte” definieron la parte final del concierto.

“Muchas gracias por hacer de este cumpleaños uno tan especial”, expresó Santa Rosa en agradecimiento a una velada en la que el cumpleañero decidió darle a su fanaticada un concierto para no olvidar. El “Camínalo Tour” continuará por Medellín, Bogotá y Ciudad de Panamá, entre otras paradas. Ya lo decía Santa Rosa que la noche era un festejo por “estos primeros 60 años” aludiendo a que aún hay mucho por caminar en su historia musical.

💬Ver comentarios