Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La vacuna contra el COVID-19 de Moderna.
Pfizer-BioNTech y Moderna ya estaban elaborando y probando refuerzos contra la primera ómicron mutante, anticipando ponerlos en circulación en octubre. (Shutterstock)

Los reguladores estadounidenses solicitaron el jueves a los fabricantes de vacunas contra el COVID-19 a realizar modificaciones a sus formulaciones para ofrecer protección contra los nuevos sublinajes de la variante ómicron del coronavirus SARS-CoV-2.

💬Ver comentarios