El gobernador Pedro Pierluisi durante la conferencia de prensa en la que se anunció la nueva alianza pública-privada sobre la generación de energía.
El gobernador Pedro Pierluisi durante la conferencia de prensa. (Xavier J. Araújo Berríos)

El gobierno oficializó hoy, miércoles, la contratación, mediante una alianza público-privada, de la compañía Genera PR para la operación y mantenimiento y el eventual decomiso de la flota de generación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), que seguirá siendo la dueña de los activos.

Genera PR, una subsidiaria local de la multinacional New Fortress Energy –que ya tiene relaciones con la AEE–, fue contratada por 10 años, que es un término consistente con lo establecido en el Plan Integrado de Recursos (PIR) con relación a la vida útil de las plantas. El PIR es el documento que garantiza el desarrollo ordenado de la red eléctrica y prioriza las fuentes renovables.

“La alianza público-privada que anunciamos hoy (…) es otro gran paso hacia la transformación energética que nuestra gente necesita y merece”, dijo el gobernador Pedro Pierluisi en conferencia de prensa.

“Nuestras metas con este contrato son continuar aligerando la transformación de nuestro sistema eléctrico, facilitar la transición a la generación por medio de energía renovable en cumplimiento con el Plan Integrado de Recursos aprobado por el Negociado de Energía (de Puerto Rico, NEPR), proveer una planificación efectiva a largo plazo de nuestras necesidades energéticas, y maximizar la operación de las plantas para garantizar la estabilidad de nuestro sistema eléctrico, mientras lo convertimos en uno renovado, moderno y eficiente que promueva el desarrollo económico”, agregó el mandatario.

Al abundar sobre los términos claves del contrato, el director ejecutivo de la Autoridad para las Alianzas Público-Privadas (AAPP), Fermín Fontanés, explicó que Genera PR recibirá un pago fijo anual de $22.5 millones durante sus primeros cinco años de operación en la isla. Luego, el pago se reducirá de acuerdo con el retiro y decomiso de las plantas, hasta un mínimo de $5 millones anuales.

El NEPR será la entidad reguladora a cargo del cumplimiento de las métricas que se le impongan a Genera PR. Mientras, la AAPP se encargará de que cumplan con las condiciones establecidas en el contrato.

Fontanés añadió que la compañía podrá recibir hasta un máximo de $100 millones anuales en incentivos sujetos a cumplimiento en varios aspectos, como seguridad ocupacional, ambiente y compra de combustible. Describió este último como “el más importante”, pues se relaciona con el área de mayor experiencia de New Fortress Energy como matriz de Genera PR. En el contrato, se establece, por ejemplo, que Genera PR tendrá que entregarle al NEPR un plan para el manejo del combustible.

Todos los ahorros que Genera PR consiga, señaló Fontanés, se compartirán, en una proporción 50%-50% con la AEE, y el dinero que reciba la corporación pública se destinará a bajar el costo de la factura de luz.

Sobre el periodo de transición entre la AEE y Genera PR, Fontanés detalló que se extenderá por 100 días y la compañía recibirá un pago máximo de $15 millones para cubrir dichos costos. La expectativa del gobierno es que Genera PR esté plenamente en funciones y comience a cobrar los $22.5 millones a partir del 1 de julio, cuando inicia el próximo año fiscal.

Se espera que, en los próximos días, personal de Genera PR visite las 12 instalaciones de cuyo mantenimiento y operación estará a cargo, y que inicie diálogos con los empleados de la AEE, los cuales, según Pierluisi y Fontanés, “tendrán prioridad” en el reclutamiento.

Otra cláusula del contrato establece, por ejemplo, que la compañía está obligada a ofrecer empleo a tiempo completo a los empleados de las plantas, quienes tendrán la última palabra de si aceptan o no moverse. A los que se muevan al operador privado, se les ofrecerá dos años de garantía de empleo. En cambio, los que opten por no unirse a Genera PR, pasarán a otra dependencia del gobierno, en virtud de la ley del empleador único.

Fontanés mencionó, entretanto, que, en respuesta a los puntos solicitados por la Asamblea Legislativa, en el contrato, se estableció que Genera PR “deberá llevar a cabo los esfuerzos comercialmente razonables” para garantizar que las empresas locales estén incluidas en los procesos de licitación para la compra de materiales y servicios, y que hará lo mismo al seleccionar a sus subcontratistas.

Cuestionado sobre garantías para evitar conflictos de intereses o su apariencia, considerando que New Fortress Energy ya tiene un contrato de suplido de gas natural con la AEE para las unidades #5 y #6 de la central San Juan, Fontanés explicó que, ante la eventualidad de que la matriz interese competir por nuevos contratos de combustible, un tercero estará a cargo de evaluar su solicitud. Ese tercero responderá a la AAPP y aún no ha sido seleccionado.

En la conferencia, estuvo el presidente y principal oficial ejecutivo de New Fortress Energy, Wes Edens, quien se expresó “orgulloso” de la selección de Genera PR, y agradeció “la confianza que han puesto sobre nosotros”.

Edens destacó que Genera PR “cuenta con un gran equipo de apoyo”, y mencionó a la firma PIC Group Inc., que tiene más de 20 años de experiencia en operación y mantenimiento de unidades generatrices en varios países. “Junto a nuestros socios, estamos bien comprometidos y listos para encargar los retos que tenemos de frente”, dijo.

Como presidente de Genera PR, fue presentado Brannen McElmurray, quien es cofundador de New Fortress Energy.

💬Ver comentarios