Así quedó una antena de Claro en Guayama. (horizontal-x3)
Así quedó una antena de Claro en Guayama. (Xavier García)

Expertos en reparación de telecomunicaciones advirtieron que el proceso de recuperación va a ser más difícil de lo pensado debido a la destrucción de las torres, la inaccesibilidad de las carreteras y la topografía montañosa del país.

Así lo confirmó hoy Sandra Torres, presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones (JRT), quien se mantiene desde el Centro de Operaciones del Gobierno coordinando las labores junto a los líderes de la industria local, miembros del equipo de seguridad del gobernador Ricardo Rosselló y expertos que trabajan en el plan para levantar la infraestructura lo antes posible.

“Ellos (los expertos) me han dicho que esto es mucho más difícil. Ellos fueron los que trabajaron Katrina y trabajaron Harvey, y están usando planes de recuperación similares a los que usaron luego de estos dos huracanes, y admiten que aquí ha sido mucho más difícil porque la infraestructura quedó más destrozada. Además de la imposibilidad de llegar a los lugares por vía terrestre, debido a las condiciones en las que quedaron las carreteras”, explicó Torres.

La meta de la JRT es lograr tener arriba sobre el 50% de la capacidad celular del país operando antes de que se cumpla un mes desde el paso del huracán María por Puerto Rico.

Al momento, opera el 38.5% de las antenas de celular, de las cuales la mayoría de ellas funciona gracias a una planta eléctrica. Torres agregó que esto representa unas 230 antenas con servicio, 67 más que ayer.

La presidenta de la entidad indicó que aún no ha sido posible trabajar un plan de coordinación con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para tener un mapa detallado de las áreas que ya tienen servicio de energía y que la industria pueda ir levantando su red de manera conjunta.

Por otro lado, se instalaron alrededor de la isla varias unidades móviles de servicio de comunicación conocidas como COW (Cell on Wheels). Esta tecnología, que trajo AT&T, ya se instaló en Ponce y  Aguadilla.

“Este COW que se montó en Aguadilla generó 2,000 llamadas en una hora. En la próxima semana se van a instalar otros en Cidra, Humacao, Fajardo, Río Grande, Cayey (Guavate) y Mayagüez”, explicó.

Esta tecnología provee servicio a todos los clientes de celulares independientemente de la compañía a la que pertenezca, debido a los acuerdos de “roaming” que se trabajaron entre las proveedoras ante la situación de emergencia.

“Además, se van a estar poniendo unos globos de comunicación que hacen lo mismo, pero desde el aire en pueblos como Aibonito, Barranquitas y Utuado, donde el acceso por carretera no es posible”, especificó, al indicar que fueron provistos por una empresa privada que trajo el Ejército.

Todas estas iniciativas estarán operando hasta tanto la infraestructura celular se logre recuperar, aseguró la funcionaria. Estas alternativas provisionales solo ofrecen capacidad para comunicarse por texto y voz.


💬Ver 0 comentarios