Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El gobernador Ricardo Rosselló aseguró ayer que su administración no discrimina contra municipios del Partido Popular Democrático. (semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló aseguró ayer que su administración no discrimina contra municipios del Partido Popular Democrático. (Xavier J. Araújo Berríos)

Más que un acuerdo escrito con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), lo que necesita todo alcalde –sea popular o penepé– para colaborar en la reenergización de sus pueblos es voluntad y dinero para costear el gasto que representa esa labor, según un grupo de ejecutivos municipales que realizó esta tarea en sus pueblos.

“El dinero es un factor importante porque hay algunos (alcaldes) que, incluso, tendrían que contratar compañías privadas para hacer el trabajo. Hay muchos que no tienen la capacidad (económica)”, sostuvo el alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez, quien creó la iniciativa Pepino Power Authority con peritos electricistas, retirados de la AEE y empleados municipales.

“El alcalde que quiera ayudar a su pueblo no necesita de acuerdo para ayudar a su gente, con las debidas medidas de seguridad se puede hacer”, agregó Jiménez, en momentos en que un 90% de su municipio cuenta con energía eléctrica.

Jiménez habló del proceso que realizó en su municipio previo a que se produjera ayer en La Fortaleza el contrato con la AEE que deben firmar los alcaldes que interesen energizar sus municipios por cuenta propia. Los alcaldes de Bayamón, Naranjito y Arecibo ya firmaron el acuerdo, dijo el secretario de la Gobernación, William Villafañe.

“En este caso, no todos los municipios tienen interés y no todos los municipios tienen la capacidad de asumir el trabajo en las líneas eléctricas. Este acuerdo es bastante amplio en términos de que faculta a los municipios a colaborar en un sinnúmero de tareas, entre ellas, los trabajos de energización siempre que se cumplan los requisitos de seguridad”, aseveró el secretario.

Sin embargo, el alcalde de Cayey, Rolando Ortiz, quien preside la Asociación de Alcaldes, ha criticado el acuerdo por supuestamente estar “hecho de mala fe, a la carrera” y con condiciones que “son abusivas e insultantes”.

El acuerdo, de 13 páginas, releva a la AEE de cualquier responsabilidad por daños que ocasionen los empleados de los municipios y exige un seguro. Además, estipula que la entrega de materiales dependerá del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos. También releva a la AEE de cualquier responsabilidad en caso de que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) no reembolse a los municipios.

Por su parte, el gobernador Ricardo Rosselló defendió ayer el acuerdo. “La política pública de esta administración es cómo podemos viabilizar que todo el mundo ayude. Decir lo contrario, simplemente, es incorrecto. Sí es importante que cuando se llegue a estos acuerdos, la seguridad tiene que ser una prioridad”, sostuvo el gobernador, quien rechazó el alegato de los alcaldes asociados de que son discriminados porque se les asignaban menos recursos para energizarsus pueblos en comparación con municipios novoprogresistass.

El secretario de la Gobernación proveyó a este diario un mapa en el que se ilustra que municipios populares tienen 473 brigadas, mientras que los ayuntamientos penepés tienen 208.

“Lo que evidencia es todo lo contrario, que no se está tomando en cuenta la política”, sostuvo.

Actualmente, 47 de los 78 municipios son administrados por alcaldes populares. El porcentaje de energización por pueblo no se proveyó.

El alcalde de Hormigueros, Pedro García Figueroa, a quien solo le restan 10 casas de su pueblo para recuperar la totalidad de la luz, reconoció que un acuerdo de esta naturaleza “es oneroso para los municipios en este momento, porque no tienen los recursos para contratar a las compañías”.

Dijeron que no temieron demandas del Estado cuando se auxilia a gente que está muriendo.

García Figueroa reconoció que el aspecto de seguridad es medular, por lo que se encargó de contratar un supervisor jubilado de la AEE. Lo mismo hicieron el alcalde de Sabana Grande, Miguel “Papín” Ortiz, y el de Aguada, Manuel “Gabina” Santiago. Este último ha invertido $70,000 en reparar la red eléctrica.

“No era necesario, para mí, un acuerdo. Como alcalde, mi prioridad era darles servicio a la comunidad, a gente en necesidad, niños que se accidentaban, gente que se caía”, dijo Santiago.

Respecto al equipo necesario para la reparación de la red eléctrica, todos los entrevistados dijeron que tenían en el municipio lo necesario y hasta ayudaron a la AEE. Reciclaron materiales, compraron algunos y otros les fueron provistos por la AEE, ya que lograron coordinar esfuerzos a nivel regional. Sin embargo, el alcalde de San Sebastián puntualizó que ese no fue su caso. “Lo que tuve fueron miles de escollos de los que dirigen la oficina técnica de San Sebastián”, afirmó Jiménez, al indicar que el gobierno central actuó de manera “tímida” con este tema.

El alcalde, que invirtió cerca de $60,000 en las reparaciones, no espera reembolso de FEMA. Pero sus homólogos dijeron que sería idóneo si les permiten hacerlo. Ayer, la agencia federal no contestó si esto sería posible o si los reclamos de reembolsos debían hacerlos los municipios a través de la AEE o el gobierno central.


💬Ver 0 comentarios