Embalse Toa Vaca en Villalba. (GFR Media)

Dos años después del devastador paso del huracán María, el gobierno asegura que los principales embalses del país se encuentran preparados para resistir otra emergencia de esta naturaleza. Sin embargo, una serie de obras en proceso y otras aún pendientes de aprobación por el gobierno federal revelan que aún hay camino por andar, más aún siendo los embalses blanco continuo de la acumulación de sedimentos por una serie de factores, como el clima lluvioso y la erosión acelerada, entre otros.

“Todavía estamos en negociaciones con FEMA (Agencia federal para el Manejo de Emergencias) de cómo se va a trabajar un proyecto de dragado de los lagos. Se ha hablado con FEMA, pero nos dicen que todavía no hay una posición oficial (al respecto)”, afirmó el ingeniero José Miguel Bermúdez, jefe de la división de Riego, Represas y Embalses de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Los trabajos de reparación de la represa Guajataca, por ejemplo, recién terminaron pero queda una tercera fase final en veremos, también pendiente del aval del gobierno federal a través de FEMA.

“Se hicieron unos trabajos de emergencia y otras medidas temporeras para estabilizar y mejorar la infraestructura que había antes de (el huracán) María, pero para cambios permanentes se requiere otro proceso y estamos esperando que FEMA dé la autorización, porque ellos van a financiar (la obra)”, dijo Catalina Carrasco, portavoz del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos.

La represa Cerrillos, mientras tanto, todavía está en proceso de reparación, informó Edgardo Contreras, administrador auxiliar de Recursos de Agua y Minerales del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), agencia gubernamental que está a cargo de la operación de este embalse.

“(Esa represa) está operando parcialmente”, comentó Contreras, quien señaló que se desconoce si la capacidad de este embalse se afectó después del huracán María, aunque dijo que se presume que no fue mucho.

Por el momento, indicó el funcionario, la agencia no contempla realizar ningún proyecto de dragado en el área, ya que este embalse es utilizado por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) de modo alterno cuando los niveles del embalse de Toa Vaca bajan.

Lo cierto es que aún es una incógnita cuál fue el saldo del huracán María sobre los embalses, la principal fuente de agua potable en la isla, 24 meses después del paso del histórico ciclón.

El presidente de la AAA, Elí Díaz Atienza, le anticipó a este diario en febrero que se estima que los embalses perdieron un 10 porciento de su capacidad de almacenamiento a raíz de la sedimentación causada por el huracán María. El funcionario reconoció, sin embargo, que en algunos embalses, la pérdida pudo haber sido mayor por las torrenciales cantidades de sedimentos que arrastraron las escorrentías de lluvia los días posteriores al ciclón.

Se espera que las consecuencias sufridas en dos de los embalses principales -Carraízo y La Plata- se conozcan en noviembre, cuando culmine un estudio de batimetría (del fondo del embalse que identifica la capacidad de almacenaje perdida) que está realizando la firma GLM Engineering Coop, encabezada por el reconocido ingeniero Gregory Morris.

Sobre estos dos embalses, además, la AAA le sometió una solicitud a FEMA para viabilizar su dragado, informó la ingeniera Doriel Pagán, vicepresidenta de operaciones de la AAA.

“Tenemos varias reclamaciones sometidas (a FEMA) de las cuales no tenemos respuesta aún, excepto la del Laboratorio Central de Caguas, que está en reconstrucción”, dijo Pagán, quien detalló que además de la solicitud del dragado de Carraízo y La Plata otras obras pendientes de la aprobación de FEMA son mejoras a plantas, a líneas sanitarias y a líneas de agua potable.

Impactados

Para el hidrólogo Ferdinand Quiñones las mermas de capacidad identificadas en los embalses hasta la fecha no afectan la mayor parte del tiempo la cantidad de agua que se puede extraer por la AAA y los sistemas de riego de la AEE, pues las cuencas donde ubican los embalses más sedimentados producen anualmente una cantidad de agua que excede hasta 25 veces la capacidad de los embalses.

Como ejemplo, mencionó que la sedimentación severa en el embalse Carraízo no afecta las extracciones de la AAA en el 90 porciento del tiempo.

“Solamente durante sequías severas como las del 1994 y el 2014-2015 es que el impacto de la sedimentación contribuye a la merma de producción en (la planta) Sergio Cuevas”, dijo.

No obstante, el hidrólogo puntualizó que la AAA y la AEE contemplan la elaboración de un plan para remover los sedimentos a través de descargas durante crecientes y dragados continuos, aunque reconoció que esto tomará “tiempo y fondos significativos”.

“Los (embalses) que más se afectaron por las crecientes que acarrearon sedimentos fueron Dos Bocas, La Plata, Carraízo y Caonillas”, opinó al estimar la pérdida de capacidad en los embalses del país tras el paso del huracán María entre un cuatro a un doce por ciento.

Mientras tanto, para Carl Soderberg, exdirector de la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) en Puerto Rico y el Caribe, destacó que la destrucción de los árboles y las lluvias torrenciales durante y después del huracán fomentaron el arrastre de grandes cantidades de sedimentos a los ya sedimentados embalses.

“Ya la situación estaba un poco complicada y vino el huracán María”, lamentó el actual director ejecutivo del capítulo de Puerto Rico de la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (Aidis).

Tanto Quiñones como Soderberg coincidieron en que los resultados del estudio de batimetría que dirige Morris darán luz al respecto, aunque el segundo deploró que el estudio no haya incluido a los embalses de Dos Bocas y Guayabal, el primero por ser un embalse clave en el área metro y el segundo porque, aunque pequeño, es de vital importancia en su zona por el estado crítico en que se encuentra el Acuífero del Sur.

“Es importante tener esos resultados porque luego uno puede salir a la subasta del dragado. Eso va a determinar el efecto de María y lo que vino después”, expuso.

Soderberg explicó que el dragado es importante ya que como el país aún no se ha repuesto de la cantidad de árboles perdidos durante el ciclón, cada vez que hay una lluvia intensa hay más arrastre de sedimentación.

“Estos proyectos deben tener una alta prioridad y no sé si FEMA lo considera así. Por un lado las inundaciones causan muertes y daño a la propiedad y, por otro, lado las sequías afectan económicamente. El dragado es prioritario”, puntualizó.

En agenda

La ingeniera Pagán, detalló que la AAA reparó unos daños ocurridos en el embalse Río Blanco y se realizaron unas mejoras en La Plata, donde se construyó un edificio fuera de la represa para que los trabajadores de la corporación pública puedan estar mejor protegidos durante una emergencia.

Mientras tanto, indicó que en Carraízo hay cinco generadores de emergencia, y en La Plata solo hay uno que opera en el área de las compuertas pero se sometió una solicitud al programa federal “Hazard Mitigation” para la compra de tres generadores de alta capacidad (de dos megas cada uno). Sobre los generadores disponibles por la AAA, indicó que se adjudicó una subasta para la compra de 200 y que hay otra pendiente para adquirir más.

Además, informó que se instalaron unos radios que conectan a varios de los embalses principales con Oficinas de Manejo de Emergencias.

Por su parte, Bermúdez comentó que aunque “cada embalse es un mundo”, se anticipa que el impacto en los embalses de Patillas y Carite tras el huracán María no fueron significativos, aunque reconoció que la represa Guayabal ya tenía un problema de sedimentación previo al ciclón.

“Se pueden hacer muchas cosas, pero tenemos que tener el dinero”, dijo, aunque opinó que el dragado puede resultar “costoso y complicado” y la obra puede afectarse durante eventos de lluvia.

Sugirió, además, que se podría realizar un estudio para identificar cuales son las precipitaciones máximas en las cuencas del país. No fue posible conseguir una reacción de FEMA.


💬Ver 0 comentarios