La comisionada residente, Jenniffer González, el gobernador, Ricardo Rosselló, y la alcaldesa de Barceloneta, Wanda Soler (semisquare-x3)
La comisionada residente, Jenniffer González, el gobernador Ricardo Rosselló y la alcaldesa de Barceloneta, Wanda Soler. (Luis Alcalá del Olmo)

El gobernador Ricardo Rosselló anunció avances en las obras en la reconstrucción del dique en el río Grande de Manatí, proyecto de control de inundaciones que protege a 15,000 personas en el caso urbano de Barceloneta, en el norte de la isla, que se vio afectado por las lluvias y vientos del huracán María.

La reconstrucción del dique -que protege mil estructuras en el casco urbano- asciende a 3,2 millones de dólares y fue financiada totalmente con fondos federales por medio del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (USACE, en inglés).

Por su parte, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales (DRNA), Tania Vázquez Rivera, explicó que "este dique mantiene la protección para un evento de lluvias considerables o fenómenos atmosféricos por los próximos 100 años y es solo uno de los varios proyectos acordados que mantenemos con el Cuerpo de Ingenieros".

Sobre ese particular, mencionó que el organismo federal firmó acuerdos con Recursos Naturales para continuar otros proyectos de control de inundaciones en Arecibo, Vega Baja, Dorado y Humacao, entre otros municipios.

Vázquez Rivera añadió que "las tareas de mantenimiento de este proyecto para el control de inundaciones comenzaron en enero pasado cuando sostuvimos reuniones con la alcaldesa y luego de análisis por parte de técnicos del DRNA".

El dique -que se construyó, principalmente, para proteger la vida de miles de personas, así como las estructuras comerciales y residenciales en el casco urbano del pueblo- se compone de 5,300 metros lineales de tierra compactada y piedras alrededor de la zona urbana de Barceloneta.

Además, incluye dos segmentos de canales que se excavaron para alejar el río del pueblo; dos estructuras de concretos con tuberías de drenaje de escorrentías; y tres rampas para acceso a la PR-682, PR-681 y PR-684.

Este sistema, ubicado cerca del centro comercial Belz Outlet, fue construido como parte de un acuerdo entre USACE y el DRNA por 13,5 millones de dólares del 2001 al 2006. 


💬Ver 0 comentarios