La primera dama Beatriz Rosselló (semisquare-x3)
La primera dama Beatriz Rosselló. (Suministrada)

La primera dama Beatriz Rosselló defendió hoy, jueves, el proyecto que establece la llamada libertad religiosa en Puerto Rico al afirmar que “fue uno donde se intentó el consenso junto a un proyecto que elimina las terapias de conversión”.

El gobernador Ricardo Rosselló había vetado una medida en febrero sobre la libertad religiosa, pero en abril presentó una legislación a esos fines con un nuevo lenguaje junto a un proyecto dirigido a eliminar las terapias de conversión en la isla.

En marzo, la Cámara había colgado una medida que buscaba prohibir esta práctica en el país.

Ante eso, la esposa del primer ejecutivo rechazó que la medida promueva el discrimen en la isla y aseguró que su familia cree en la igualdad.

“El discrimen no va de la mano con la política pública de este gobierno, y no va con nuestros valores como familia. Nosotros creemos en los valores de igualdad, equidad, de derechos humanos, y sobre todas las cosas, en el amor y en ese Dios que nos hizo iguales”, sostuvo en unas declaraciones escritas.

La primera dama resaltó que la administración de Rosselló puso en marcha varias iniciativas dirigidas a la comunidad LGBTTQ como lo es la Ley de Adopción que permite que parejas del mismo sexo o no casadas adopten, la creación del Consejo Asesor de la Comunidad LGBTTQ y los esfuerzos para que Puerto Rico se posicione adelante en el turismo entre la comunidad LGBTTQ.

“La orden ejecutiva para prohibir las terapias de conversión y la medida para que las parejas del mismo género puedan acudir al Registro Demográfico, son solamente algunas de las medidas de inclusión y de igualdad”, estableció la primera dama.

El polémico Proyecto de la Cámara 2069 establece, a grandes rasgos, unos acomodos razonables para que los empleados del gobierno no estén obligados a atender a ciertos ciudadanos si entienden que las creencias o conducta de estos chocan con sus convicciones religiosas.

Esa disposición ha generado críticas de diversos grupos de derechos humanos, políticos y hasta de varias figuras del entretenimiento que han establecido que la medida abre la puerta a la discriminación.

Ricky Martin, Ednita Nazario, Kany García y René Pérez "Residente" son algunas de las figuras públicas que hicieron público su rechazo ayer.

Igualmente, los senadores federales Bernie Sanders y Elizabeth Warren criticaron la medida.

No obstante, la primeradama sostiene que el gobierno que dirige su esposo “busca avanzar, nunca retroceder”.

“Perseguimos una sociedad con la que compartimos preceptos de cero tolerancias al discrimen por ninguna circunstancia y así está demostrado", puntualizó. 


💬Ver 0 comentarios