La embarcación Cayo Largo, una de las involucradas en el accidente. (GFR Media) (semisquare-x3)
La embarcación Cayo Largo, una de las involucradas en el accidente. (GFR Media)

Las embarcaciones Cayo Largo y El Isleño chocaron esta madrugada en el muelle de Ceiba, informó hoy, jueves, la directora ejecutiva de la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) Mara Pérez Torres.

“Todo indica a que el fuerte viento en el área empujó Cayo Largo, impactando el Isleño y luego lo empujó hacia atrás, impactando la plataforma de carga”, indicó Pérez Torres en declaraciones escritas.

La directora ejecutiva sostuvo que ningún pasajero resultó herido en el incidente.

“Ningún pasajero sufrió daños a causa del accidente. Siguiendo el protocolo correspondiente, se les hizo la prueba de alcohol a los capitanes y ésta resultó negativa”, explicó.

Las dos embarcaciones implicadas en el choque permanecen atracadas en el muelle. La ATM informó que espera por que la Guardia Costanera las inspeccione y certifique si sufrieron o no algún daño provocado por el accidente. 

“Ambas embarcaciones permanecen atracadas en el muelle de Ceiba hasta que la Guardia Costanera las inspeccione y autorice el uso de las mismas. Los pasajeros ya salieron hacia Vieques y Culebra en otras embarcaciones”, dijo Pérez Torres.

De acuerdo a la ATM, las dos embarcaciones son de carga pesada, por lo que los viajes de pasajeros hacia Vieques y Culebra no se han visto afectados por el incidente. La entidad gubernamental informó que los viajes de carga se encontraban retrasados debido a la situación. 

El Isleño y Cayo Largo son las únicas dos embarcaciones de la ATM que estaban en funciones. El resto de las naves que sirven de transporte marítimo son alquiladas por la ATM. Las interrupciones en el servicio han sido constantes bajo estas condiciones además de que el terminal de Ceiba es inadecuado para los pasajeros de Vieques y Culebra, según lo han denunciado los residentes de las dos islas municipio.

De hecho, pasajeros que se encuentran en el terminal de Ceiba desde temprano en la mañana dijeron a El Nuevo Día que el lugar está hoy “sucio y desorganizado”.

A media mañana, Pérez informó que la Guardia Costera certificó que "ninguna de las dos embarcaciones sufrió mayores daños y autorizo a que se reanuden los viajes".


💬Ver 0 comentarios