Alud de tierra cobra la vida de tres hermanas en Utuado (horizontal-x3)
El incidente ocurrió ayer en la mañana. (David Villafañe)

Por Femmy Irizarry Álvarez

Utuado - La tragedia tocó de cerca a una familia de Utuado cuando tres hermanas murieron luego que cayera un alud de tierra sobre la casa, en la avenida San Miguel, donde se alojaron para pasar el embate del huracán María.

Eran las 10:00 a.m. del miércoles, cuando Hilda Gloria González Collazo sintió un cantazo en la ventana de la vivienda.

Vió que la puerta del cuarto donde estaban sus tres hermanas de edad avanzada se cerró y estas quedaron atrapadas.

De momento los nombres ni las edades de las occisas fueron provistas.

Las mujeres estaban encamadas, una de ellas porque había sido operada recientemente.

“Nos tuvimos que mudar de la calle Pogreso (donde vivían), porque como era zona de inundación, pues mi hermano y yo concluímos, y ellas, que era mejor mudarnos para la casa de San Miguel”, comentó González Collazo aún en “shock”.

“Eso nunca se habia inundado y nos sentíamos más segura, pero como a eso de las 10:00 a.m. cayó una peña de esas grandes y bajó todo eso por ahí y le dio un cantazo a la ventana y ahí yo no se más porque la puerta se cerró”, recordó.

González Collazo estaba buscando “algunas cositas” para sus hermanas fuera del cuarto cuando ocurrió la desgracia.

Aunque dijo que aún albergaba esperanza aceptó que por lo que le han dicho cree que no “porque ninguna de ellas contestó y eso está todo cerrado”.

Personal de la Oficina Municipal de Manejo de Emergencias (OMME) en Utuado mudó temprano el martes a los hermanas encamadas que fueron sacadas de su hogar porque por la parte de atrás cruza un río.

“Estaban contentas, y una de ellas me dijo que le cuidara la cartera, que dentro tenía el radiecito para escuchar la emisora. Yo luego se la puse sobre la falta”, dijo el rescatista y paramédico Eliezer Quiles.

Mientras, un vecino que reside en los altos de la vivienda afectada, informó que “cerca del medio día o un poquito antes empiezan los vientos fuertes  aquí en Utuado y entonces se desprende la montaña bastante arriba y con el peso y la fuerza rompe la ventana, rompe la puerta… y también la ventana del lado donde estan las tres difuntas”.

Indicó que “como estaba haciendo tanto viento, tanta lluvia, nosotros no nos percatamos hasta que una vez que el ojo pasa ….salimos fuera y la señora (la sobreviviente) pudo notificar que había sucedido este acontecimiento y entonces tratamos de venir a rescatarlas pero lamentablemente ya era demasiado tarde”.

Este advirtió que había que tener mucho cuidado en la zona porque la casa que está en la parte de arriba de su residencia, y que fue la que sufrió el derrumbe, en cualquier momento puede caerse.

El alcalde de Utuado, Ernesto Irizarry, al conocer la noticia dijo que “eso me destroza el corazón”.

En horas de la tarde de ayer el fiscal de turno trabajaba la escena y la Policía informó que la Oficina  de Manejo de Emergencias decidiría cómo hará el movimiento de terreno  para sacar los cuerpos.

Funcionarios no descartan que hayan otras muertes en ese municipio relacionadas con el paso del huracán María, ya que ayer fue que se pudo comenzar a limpiar un poco las vías y calles y es cuando se podrían encontrar con algunas casas derrumbadas de personas que quizás no fueron a los refugios.

Precisamente, ayer, cinco familias llegaron a los refugios ubicados en Utuado, donde al momento hay alrededor de 300 albergados.

De otro lado, ocho personas murieron ahogadas en diferentes lugares de Toa Baja, confirmó esta noche el alcalde de ese pueblo, Bernardo "Betito" Márquez.

Asimismo, la Policía informó del fallecimiento de una mujer, identificada como Alida Ruiz González, quien pudo haber muerto ahogada durante el paso del huracán María.

Esta era vecina del residencial José A. Aponte en Aguadilla.

“Tuvimos la pérdida de una mujer en donde se le metió el agua a su apartamento”, informó el capitán Eduardo Rivera González, de la Policía en Aguadilla.

Este indicó que luego que el fiscal trabaje la escena enviarán el cuerpo al Instituto de Ciencias Forenses (ICF) para conocer la causa específica de la causa de muerte. “Se entiende que puede haber relación con la posibilidad de que haya muerto ahogada”, agregó.

Mientras, autoridades municipales informaron que un hombre que limpiaba ayer su residencia en el barrio Guzmán Abajo de Río Grande, tras el paso del huracán María, murió a consecuencia de una caída .

La víctima, identificada como Miguel Ángel Orlando Pacheco, falleció en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT), de Río Grande.

Orlando Pacheco, de 72 años y empleado en una gasolinera, limpiaba los desagües de su vivienda en un tercer piso, resbaló y cayó al pavimento, informaron los policías municipales Harold Martínez y Luis Estrada.

Indicaron que Orlando Pacheco llegó con vida al CDT a las 12:50 de la tarde y falleció poco después.

Por su parte, el gobernador Ricardo Rosselló informó que una persona murió el miércoles en Bayamón a causa del huracán María por el impacto de un panel -que había sido instalado para proteger del viento una vivienda- y que salió volando.

En cuanto a la situación en el municipio de Utuado, son muchas las viviendas que se cayeron, otras perdieron sus techos, árboles y puentes caídos, familias incomunidadas y mucha incertidumbre entre sus ciudadanos.

Ayer, personal de la OMME hacían lo imposible para abrir caminos en el pueblo que quedó totalmente incomunicado.

En nuestro recorrido eran muchos los ciudadanos que trabajan en la limpieza de sus comunidades ayudando a las autoridades.

El alcalde de esa municipalidad, con machete en mano, recorría caminos temprano en la mañana las vías y carreteras para despejar algunas zonas.

“Necesitamos picar cables de la luz, tumbar árboles, limpiar las vías”, dijo el alcalde quien aseguró que va ha echar al pueblo “pa’ lante”.

El vicealcalde de Utuado, Leonel Valle Andujar, dijo, por su parte, que la carretera 111, que conduce a Lares, se fue por completo y trabajaron en abrir una vía alterna. “Tenemos una máquina en dirección a Lares trabajando en estos momentos”, sostuvo.

También se trabaja en el barrio Roncador, donde está el sistema de Acueducto. “Una máquina privada y nosotros con cierra abrimos paso para que los técnicos que estaban detrás de nosotros puedan reparar los tubos y que la comunidad tenga agua lo más pronto posible”, mencionó.

Aclaró que no se están limpiendo caminos, sí “abriendo trechos”.

“La realidad es que el desastre ha sido impresionante, algo jamás nunca visto”, agregó.

Con esa perspectiva coincidió Ángel Lile Medina, subdirector de la OMME, mientras trabaja ayer con las brigadas de limpieza. Este aceptó que la recuperación del pueblo tomará mucho tiempo pero aseguró que trabajarán el tiempo que sea necesario para que el pueblo se recupere.

Nydia Bauzá y Pedro Bosque colaboraron en esta historia.


💬Ver 0 comentarios