Eduardo Nevares Chaulón, desarrollador del proyecto Viewpoint at Roosevelt. (semisquare-x3)
Eduardo Nevares Chaulón, desarrollador del proyecto Viewpoint at Roosevelt. (Xavier J. Araújo Berríos)

El desarrollador del proyecto Viewpoint at Roosevelt, Eduardo Nevares Chaulón, rechazó hoy, lunes, que exista alguna irregularidad en el proceso de contratación y en la obtención de permisos para desarrollar el complejo de viviendas que recibió la designación de proyecto crítico bajo el Título V de la ley federal Promesa.

El proyecto consta de 130 apartamentos de bajo costo en la intersección de las avenidas Franklin D. Roosevelt y Luis Muñoz Rivera, en Hato Rey.

“Viewpoint at Roosevelt cumple a cabalidad con todas las leyes y los reglamentos aplicables, y es un proyecto absolutamente necesario en este momento ante la gran necesidad y demanda que hay de vivienda asequible en Puerto Rico”, afirmó Nevares Chaulón durante una vista pública de la Comisión de Desarrollo de la Ciudad Capital y Asuntos de la Juventud de la Cámara de Representantes.

En julio de 2018, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) otorgó la primera designación de proyecto crítico a Viewpoint at Roosevelt, lo que representó que pudo beneficiarse de un proceso expedito de permisología a nivel local y federal.

La Resolución de la Cámara 1201, presentada por los representantes del Partido Nuevo Progresista (PNP) Carlos “Johnny” Méndez y Eddie Charbonier, ordena investigar el proceso de contratación y de permisos por parte del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) y el Municipio de San Juan para el proyecto Viewpoint at Roosevelt.

La Cámara de Representantes comenzó a investigar el asunto en agosto de 2018 al amparo de la Resolución de la Cámara 982, pero el análisis de la medida que se discutió este lunes es más amplio, pues abarca también los contratos entre partes privadas.

En agosto, la Iglesia Cristiana Sendero de la Cruz -que compitió con Nevares Chaulón, en el 2003, por la adjudicación del lote de unos 8,000 metros cuadrados- señaló durante una audiencia pública presuntas irregularidades en pasadas administraciones dirigidas a supuestamente beneficiar al desarrollador.

Plaza Partners, Corp., presidida por Nevares Chaulón, ganó en 2004 un proceso de licitación del DTOP para desarrollar viviendas, detalló el desarrollador.

En 2006, abundó Nevares Chaulón, la empresa entró en un acuerdo conjunto para construir un condominio de lujo conocido como Torre Mayor, que no se desarrolló. Más adelante, el DTOP canceló el acuerdo inicial, y, a mediados de 2016, le otorgó a la empresa un “site control” (control del terreno).

Nevares Chaulón afirmó que Plaza Partners, Corp. obtuvo pagos de $4,000 mensuales por subarrendar el lote en controversia y otro aledaño como estacionamientos para la Universidad Politécnica. El desarrollador pagaba $3,000 a la ACT como parte del acuerdo del proyecto de desarrollo con la agencia.

El desarrollador sostuvo que, a pesar de que no ha comenzado la construcción en el terreno tras más de una década ocupando el área, “al día de hoy, el proyecto está listo para arrancar”.


💬Ver 0 comentarios