El gobierno asegura que gestiona fondos para el dragado del caño Martín Peña en el Congreso y Casa Blanca. (horizontal-x3)
El gobierno asegura que gestiona fondos para el dragado del caño Martín Peña en el Congreso y Casa Blanca. (David Villafañe)

Por un simple tecnicismo, el dragado del caño Martín Peña, en San Juan, quedó fuera de la reciente asignación de $2,500 millones de fondos federales para proyectos de control de inundaciones, lo que pudiera resultar en un retraso significativo en el inicio de su construcción.

Para efectos del gobierno federal, el dragado del caño está clasificado como un proyecto de restauración ecológica con beneficios de protección contra inundaciones. Los fondos que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos aprobó la semana pasada son solo para proyectos de control de inundaciones.

Tras conocer sobre la exclusión, el Grupo de las Ocho Comunidades (G-8) aledañas al caño tildó la decisión del Cuerpo de Ingenieros como “indignante”.

Llevamos más de 16 años promoviendo esta obra y recibiendo visitas de políticos y funcionarios, y ahora que se presentan oportunidades para aprobar fondos de forma significativa, el gobierno federal nos ha pasado por alto”, expresó la presidenta del G-8, Lucy Cruz.

Añadió que la determinación se tomó pese a las “numerosas cartas” enviadas a congresistas, el apoyo de la comisionada residente Jenniffer González y de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa, en inglés), la inclusión del dragado y obras asociadas en el plan de recuperación presentado por el gobernador Ricardo Rosselló tras el paso del huracán María y en las prioridades del Distrito de Jacksonville del Cuerpo de Ingenieros, así como el respaldo de “múltiples” aliados y colaboradores.

Cruz señaló que el dragado apenas recibió $849,000 para estudios y diseño. Explicó que el Congreso autorizó al Cuerpo de Ingenieros a escoger solo un proyecto de restauración de ecosistemas para iniciar la construcción, pero la dependencia federal no optó por el caño.

A pesar de que la limitada asignación de fondos permite continuar la fase de diseño del dragado del caño, iniciada en 2016, desaprovecha la posibilidad de iniciar construcción (de la primera fase del proyecto), para la cual estamos listos”, enfatizó.

"Nos preocupa" 

Por su parte, la directora ejecutiva del Proyecto ENLACE del Caño Martín Peña, Lyvia Rodríguez, alertó que el dragado podría retrasarse porque el Cuerpo de Ingenieros “asignaría prioridad” a los proyectos que sí recibieron fondos federales.

Los $2,500 millones sufragarán proyectos de control de inundaciones –dragados, canalizaciones y construcción de diques– en seis cuerpos de agua: río La Plata, río Grande de Arecibo, río Grande de Loíza, río Guanajibo, río Nigua y río Puerto Nuevo.

El Distrito de Jacksonville va a estar copado, porque también se aprobaron fondos para proyectos en Florida. Nos preocupa que el proyecto se aguante, no porque el Cuerpo de Ingenieros quiera, sino porque van a tener la mesa llena de trabajo. Pero este es un proyecto urgente. Se trata de un asunto de salud pública, que tiene implicaciones ambientales y demanejo de escorrentías e inundaciones. Es un problema serio para toda el área metropolitana”, manifestó Rodríguez.

A su juicio, la exclusión del dragado por un tecnicismo refleja falta de voluntad y compromiso con el proyecto.

“Después del huracán, los funcionarios vieron cómo se afectó el caño. ¿Qué incidió en la toma de decisiones? No sabemos. Pero, cuando hay real voluntad de hacer las cosas, se busca cómo resolver asuntos que son tecnicismos sin apegarse a una manera tan estricta a la letra de la ley”, sostuvo.

Según Rodríguez, el dragado del caño “está mucho más adelantado” que los otros proyectos escogidos por el Cuerpo de Ingenieros. En 2007, el Congreso autorizó $150 millones para el dragado. En 2016, el Cuerpo de Ingenieros aprobó el estudio de viabilidad y la declaración de impacto ambiental del proyecto, preparados por el Proyecto ENLACE a un costo de $3 millones.

Bajo el acuerdo de diseño entre el Proyecto ENLACE y el Cuerpo de Ingenieros, se han asignado $2,631,999 en fondos federales, pareados con $1,271,846 provistos por la entidad local.

A la fecha, el Proyecto ENLACE ha reubicado más de 300 familias en las mismas comunidades, de un total de 700 realojos en la zona. Además, se han completado tres de los nueve proyectos clave de infraestructura para reducir el riesgo de inundaciones y viabilizar el dragado.

Al tope

Cuestionados al respecto, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Tania Vázquez, y el director ejecutivo de Prfaa, Carlos Mercader, aseguraron que el dragado del caño estaba al tope de la lista de 50 proyectos que le sometieron al Cuerpo de Ingenieros, y que fue prerrogativa exclusiva de esa dependencia federal asignarle o no los fondos.

“Ellos tienen una fórmula y, aun cuando el dragado está en nuestras prioridades, la clasificación de restauración ambiental lo sacó de carrera”, dijo Vázquez, al asegurar que trató, sin éxito, de cambiar el proyecto de categoría.

Por su parte, la comisionada residente indicó que los $2,500 millones son una “asignación inicial” de $14,000 millones para el Cuerpo de Ingenieros, por lo que el dragado del caño pudiera beneficiarse más adelante.

“Estas partidas que salieron son sobre mitigación y canalizaciones. La manera en que el caño se concentró en su proyecto fue en otra categoría. Tratamos de cambiarlo, para que, en efecto, fuera de mitigación, pero recibieron unas partidas ya contempladas en la asignación original de presupuesto que son distintas a estas”, expresó González.

Añadió que “tenemos que ver cómo terminan de codificarse los proyectos” restantes del Cuerpo de Ingenieros, que salen de la ley bipartita de presupuesto y asignaciones suplementarias del pasado 9 de febrero.

Entretanto, Mercader aseguró que “estamos trabajando” en el Congreso y Casa Blanca para encauzar el dragado.

Sin especificar, dijo que habría oportunidad de obtener fondos para el caño a través de partidas “próximas a salir”.

Sobre este asunto, Rodríguez instó al gobierno a “asegurar” que el Proyecto ENLACE se incluya en los fondos del programa Community Development Block Grant Disaster Recovery (CDBG-DR) para la recuperación de viviendas y comercios afectados por María, y en las partidas de mitigación de desastres de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

"Gran impacto social"

Por otro lado, Vázquez y Mercader destacaron que los seis proyectos que recibieron fondos “impactan” prácticamente a la mitad de la población en la isla.

A modo de ejemplo, dijeron que la canalización del río La Plata “reducirá sustancialmente” las inundaciones en Dorado, Toa Alta, Toa Baja y Bayamón. La última fase del proyecto “beneficia” a unas 12,000 familias.

“Todos los proyectos van a tener algo de dragado, canalización y construcción de diques, especialmente el del río Puerto Nuevo”, indicó Vázquez.

Sostuvo que, para priorizar los proyectos en la lista que el gobierno sometió al Cuerpo de Ingenieros, se tomaron en cuenta varios criterios, entre estos, protección de vida y propiedad, cuán avanzados estaban en diseño o construcción, y el historial de inundaciones en la zona.

“Pero, de nuevo, la selección la hizo el Cuerpo de Ingenieros con su fórmula. La buena noticia es que con estos seis proyectos vamos a llegar a una gran porción de municipios, por lo que tienen un gran impacto social”, afirmó.

Sin pareo

Mercader, entretanto, resaltó que, “por primera vez”, los fondos federales que el Cuerpo de Ingenieros otorgó no requieren el pareo de 35% que el gobierno estatal suele hacer.

Añadió que son fondos que “no caducan”, es decir, que estarán disponibles hasta que se completen los proyectos.

¿Cuándo estarán disponibles los fondos?, preguntó El Nuevo Día, a lo que Vázquez respondió que, tan pronto como la próxima semana, se reunirá con funcionarios del Cuerpo de Ingenieros para “delinear el plan de acción” del proyecto del río Puerto Nuevo, con la expectativa de que los $1,500 millones aprobados se reciban para finales de año o principios de 2019.

“El proyecto, como tal, lo trabaja el Cuerpo de Ingenieros. Nosotros, en Recursos Naturales, actuamos como sponsors (patrocinadores) y tenemos que buscar los permisos y la parte del real estate (servidumbres, compraventas o expropiaciones). Nosotros hacemos la parte administrativa, pero ellos son los que pagan”, explicó la funcionaria.

Mientras, Vázquez y Mercader contaron que el Cuerpo de Ingenieros otorgó una partida adicional de $10.6 millones para realizar estudios de viabilidad sobre proyectos nuevos de control de inundaciones.

Específicamente, se harán estudios para los ríos Culebrinas, Grande de Manatí y Guayanilla, así como para el área metropolitana de San Juan. Otro estudio abarcará toda la isla.

Nunca hemos tenido esta cantidad de dinero para estudios, que tardan de tres a cinco años. Una vez se completen y se sepa si los proyectos son viables o no, conseguir dinero para diseño y construcción es mucho más fácil”, puntualizó Vázquez.

El reportero José A. Delgado colaboró en esta historia.


💬Ver 0 comentarios