Las condiciones laborales de los oficiales de corrección, así como el estado de las instituciones carcelarias han estado en entredicho por los pasados días. (GFR Media)

La empresa que administra el programa de salud correccional para la población penal anunció hoy que canceló los contratos de 67 profesionales, efectivo a fin de mes, ante el recorte de $14 millones a su presupuesto.

Physician HMO responsabilizó a la Junta de Supervisión Fiscal por esta reducción de personal, tras “el recorte presupuestario impuesto de modo unilateral”.  

El secretario de Corrección, Erik Rolón, se había reunido a mediados de agosto, con la directora de la junta, Natalie Jaresko, pero no logró convencerle de reducir el recorte presupuestario a la agencia.  

"En más de una ocasión, la Junta de Supervisión ha sugerido a la gerencia del DCR que implemente una serie de medidas e iniciativas que redunden en una operación más eficiente", dijo Jaresko en esa ocasión mediante declaraciones escritas.

La Junta certificó un presupuesto de $43.9 millones para el programa de salud correccional y de $380.9 millones para el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR).

“Luego de grandes esfuerzos para atenuar el efecto, nos vemos obligados a recortar drásticamente los gastos en varias partidas con el propósito de asegurar la continuidad en la rendición de los diversos servicios”, leen las declaraciones que emitió Physician.

En entrevista con El Nuevo Día, el presidente de la corporación, Raúl Villalobos, informó que la cancelación de contratos incluye a trabajadores sociales, terapistas recreativos, técnicos de administración y personal de oficina.

Villalobos indicó que tanto el DCR como la empresa solicitarán una reconsideración a la Junta, para “retener o volver a reclutar a estos empleados”.

Physician HMO fue contratada por el DCR en septiembre de 2018, por la cantidad de $54 millones para administrar el programa durante un período de cinco años, según el registro de contratos de la Oficina del Contralor.


💬Ver 0 comentarios